Escudo de San Miguel de Tucumán


El 14 de octubre de 1998 el Honorable Concejo Deliberante dispuso llamar a concurso para establecer un modelo para el blasón de nuestra ciudad, que hasta ese momento utilizaba el escudo nacional, instituyendo como premio una medalla de oro y un diploma. Al 10 de noviembre se habían presentado 21 proyectos.

El 7 de diciembre el Honorable Concejo sancionó como escudo de la ciudad, el presentado bajo el lema "Labor Honesta" de Paulino Rodríguez Marquina.

Descripción

Dice la Ordenanza:

"El Escudo de Armas de la ciudad de Tucumán será: cuadrilongo, redondeado por sus dos ángulos inferiores y terminado en punta en su base. Su campo será de plata, ocupando su centro la Casa de la Independencia, sin tocar la bordura. Su bordura será azul, con la inscripción "9 de julio de 1816 en la parte superior y 13 estrellas distribuidas entre la diestra y la siniestra y la punta. La inscripción y estrellas son de oro. Orlarán el todo, dos ramos de laurel, en cuya unión inferior, o sea la punta del escudo, un lazo con los colores nacionales (azur y blanco) ostentará la divisa Semper prima. Coronará el escudo un sol esplendente".

Simbología

El mismo texto normativo la explica así:

"El campo de plata es el símbolo de la verdad, de la pureza y de la paz.

El azul de la bordura corresponde a los colores de la enseña nacional y representa la justicia.

Las 13 estrellas representan las 13 provincias que enviaron sus representantes al Congreso de Tucumán y fueron: Tucumán, Buenos Aires, Charcas, Mizque, Chichas, Mendoza, San Juan, La Rioja (que no figura en el registro especial de la Nación), Catamarca, Santiago, Salta, Jujuy y Córdoba.

El sol esplendente se considera como símbolo que corresponde a la Ciudad de Tucumán, pues con la Declaración de la Independencia brilló esplendente sin ocultar sus rayos como los oculta el Escudo Nacional. (...) El sol naciente adoptado por la Nación es el sol de Mayo, que principió a brillar sobre la América del Sud, pero también el sol cuyo brillo fue atenuado por las nubes de Vilcapugio y Ayohuma, mientras que el sol de Julio ha brillado esplendente, para no volver a nublarse.

Los laureles corresponden al Campo de las Carreras y a la Liga del Norte."