Unidad 5 - Colonia Penal de General Roca


Autoridades

Dirección: Prefecto Rubén Aguirre
Subdirección: Subprefecto Esteban Alvela

Dirección

Buenos Aires s/n (8332) General Roca, provincia de Río Negro.

Teléfono

(+54 298) 443-3120

Cómo llegar

Entrá en Google Maps y verificá las opciones, según tu punto de partida.

Horario de visitas

Habilitación gradual de visitas

Para cuidarte a vos, a tu familia y a todas las personas en el interior de las unidades y complejos penitenciarios, comenzó la habilitación gradual de visitantes de la población penal. Para consultar disponibilidad en este establecimiento, horarios y días habilitados o cualquier otra inquietud podés comunicarte desde todo al país al: 0810-222-1196

Alojamiento

Categoría C

Seguridad

masculina

Población penal

Características edilicias

El establecimiento fue habilitado en el año 1943, concebido bajo la modalidad de Colonia Penal de mediana seguridad destinado al desarrollo de actividades agrícolas.

Cuenta con ocho pabellones de celdas individuales.

Además, posee una Casa de Pre egreso para 16 personas que transitan el período de prueba, incorporadas a la modalidad de salidas transitorias.

Educación

Los internos pueden acceder a diferentes grados de educación formal.

  • Primario
  • Secundario: desde el 2011 se implementó como plan de estudios el bachillerato libre para adultos, mediante la Resolución N° 3266 del Consejo Provincial de Educación de Río Negro.
  • Terciario
  • Universitario: a través de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Además, posee la biblioteca Perito Francisco P. Moreno.

Trabajo

La unidad cuenta, entre otros, con los siguientes talleres industriales, de laborterapia y de mantenimiento:

  • Albañilería
  • Plomería
  • Cocina
  • Electrotécnica
  • Aserradero
  • Mosaiquería
  • Sastrería
  • Carpintería
  • Ladrillería
  • Panadería
  • Herrería
  • Mecánica

Talleres agropecuarios

  • Horticultura
  • Vivero y jardinería
  • Fruticultura

Salud

El establecimiento posee especialidades médicas como clínica, psicología, odontología, bioquímica y enfermería. A su vez, está equipado con un shock room destinado a la atención primaria.

Historia

La activación de la vieja Cárcel de Encausados o Cárcel Nacional del Fuerte General Roca está íntimamente ligada a la acción de administración de justicia en el ex Territorio Nacional de Río Negro y la necesidad de contar con dependencias de detención.

En 1928, cuando el crecimiento demográfico de la región motivó la creación de un juzgado y una cárcel, el municipio de General Roca reclamó la descentralización de la administración de justicia que se ejercía desde la lejanía en Viedma, la ciudad más grande e importante de la región. El 21 de septiembre de 1934 se abrió el Juzgado letrado Nº 2 en la ciudad de Fuerte General Roca y, ocho días más tarde, se inauguró oficialmente la cárcel de Encausados de Fuerte General Roca. Recibió inicialmente cuatro internos de la comisaría local y en enero de 1935 sumaron 30, cuando arribó un contingente de encausados desde Viedma.

La Colonia Penal de General Roca se inauguró con unas 10 celdas individuales y un pabellón común abierto, y con escasas dependencias: un patio interno y un terreno estéril. Llegó a tener 400 hectáreas en 1940 y fue el esfuerzo y la iniciativa del personal y los internos los que transformaron lo inhóspito en fértil.

En el entonces confín de la ciudad de General Roca, se levantaron dos pabellones colectivos con capacidad para 300 internos, dos celdas de reclusión para los detenidos más peligrosos, un pabellón sanitario con baños, otro exclusivo para menores y un tercero para los alojados con conducta ejemplar. Además, se dictaban talleres de sastrería, zapatería, alpargatería, talabartería, y el penal contaba con consultorio médico y enfermería. En el patio de recreo se montó la maquinaria que fabricó la mayor parte del alambrado de tejido que circunda el extenso perímetro de la unidad.

Se gestó así lo que luego fue la Colonia Penal de General Roca, Unidad 5, que fue inaugurada el 18 de diciembre de 1943. Un año después se habilitó el establecimiento con internos de la cárcel y de la Penitenciaria Nacional. En 1949, General Roca ya contaba con una construcción edilicia de avanzada: dos pabellones con 146 celdas individuales. En 1951 la capacidad de alojamiento ascendía a 242 internos.