Presidencia de la Nación

Escuela Penitenciaria de la Nación "Dr. Juan José O'Connor"


Formación

Es un instituto educativo destinado a la formación de los futuros oficiales de los escalafones Cuerpo General y Administrativo del Servicio Penitenciario Federal. Se fundamenta en el desarrollo de planes de estudio que responden a las nuevas concepciones institucionales, en base al respeto de los derechos humanos y la implementación de los nuevos criterios en materia de tratamientos criminológicos, desde una posición y accionar horizontal e integral con los distintos grupos de trabajo.

En este marco, consolidan una sólida formación intelectual, ética y operacional en el desarrollo de sus funciones, desarrollando ambientes controlados en seguridad y tratamiento necesario para alcanzar los altos estándares de calidad en pos del desarrollo de un servicio público en línea con las mejores prácticas internacionales.

Para el cumplimiento de su actividad cuenta con equipos docentes y con personal de las distintas áreas del instituto (profesionales formados en docencia, en psicopedagogía, en bibliotecología y en sanidad). Esto permite un abordaje profesional del sistema penitenciario desde un enfoque que considera la complejidad social y el marco jurídico, ético y democrático a partir de una visión interdisciplinaria.

En ese contexto, implementa una oferta curricular de formación integrada específica conforme a las competencias operativas destinadas a la gestión de calidad de las primeras funciones que deberá ejecutar el oficial en el contexto de encierro.

Visión

Ser una institución reconocida por la excelencia en la enseñanza a partir de la transmisión y producción de conocimientos y del desarrollo académico. Referente en el abordaje de la política penitenciaria acorde a una gestión adecuada y correcta del tratamiento penitenciario en el marco de las reglas internacionales que regulan los contextos de encierro.

Historia

En 1933 se promulgó la Ley 11.833 "de Organización Carcelaria y Régimen de la Pena" que además de implementar un régimen de tratamiento uniforme para todas las cárceles nacionales, crea la Dirección General de Institutos Penales de la Nación con la finalidad de unificar en un solo organismo la dirección y supervisión de los establecimientos que funcionaban en los territorios nacionales y en la Capital Federal.

La nueva ley exigía, entre otras, el perfeccionamiento del personal penitenciario. Esta aspiración no se concretó en los años siguientes y el personal siguió recibiendo un entrenamiento básico dentro de las prisiones y cárceles, donde muchas veces se reclutaba a ex policías o gendarmes.

El 8 de enero de 1947 Roberto Pettinato asumió como Director General de Institutos Penales con la firme convicción de realizar una profunda reforma del sistema penitenciario ya que, hasta ese momento, no se había cumplido con los preceptos de la ley sancionada en 1933.

Entre las reformas propuestas por Petinatto se incluyó la creación de un instituto de formación para oficiales penitenciarios similar a los que ya existían para la Policía Federal y la Gendarmería Nacional.

No habían antecedentes en América Latina de un instituto de estas características, dedicado exclusivamente a la formación penitenciaria profesional, por lo que su implementación representaba un gran desafío para las autoridades locales.

Finalmente, el 13 de diciembre de 1947 se creó la Escuela Penitenciaria de la Nación y el primer curso de cadetes ingresó en 1948, egresando el 28 de febrero de 1950 la primer promoción de oficiales penitenciarios. Desde ese entonces, el Instituto inició a una profunda profesionalización de la función penitenciaria, dictando clases ininterrumpidamente hasta la actualidad.

Inicialmente, tuvo su sede en la ex Penitenciaría Nacional de la avenida Las Heras. Posteriormente en 1958, se instaló en la Prisión Nacional que luego fuera la Prisión de la Capital Federal Undiad 16 o la ex Caseros vieja. Dos años después, en 1960 se trasladó al ex Instituto de Detención de la Capital Federal Unidad 2 de Devoto. También, por muy poco tiempo, tuvo su asiento en un predio en el partido de la Matanza hasta que en 1963 se radicó en un predio de 16 hectáreas de la localidad bonaerense de Ezeiza.

En reconocimiento a la labor del Dr. Juan José O'Connor, precursor de la ley 11.833 "De Organización Carcelaria y Régimen de la Pena", por Decreto 11.830 del 26 de diciembre de 1958 se impuso su nombre al instituto.

Originalmente, la duración del curso era de dos años, pero desde 1980 el curso completo dura tres años y, a partir de 1992, se incorporaron cadetes femeninos. Anteriormente las oficiales se formaban en un curso separado que se dictaba en la ex sede de Humberto I° 378 de la Capital Federal, donde funcionó originariamente la Casa de Corrección de Mujeres bajo el cuidado de las Monjas de la Orden del Buen Pastor.

Incorporaciones

Todos los años la EPN realiza una campaña de reclutamiento de hombres y mujeres para cubrir las vacantes de ingreso para oficial penitenciario.

Si tenés alguna duda podés contactarte con Incorporaciones al mail: [email protected]

Conocé los requisitos y cómo es el proceso de ingreso:

Ingresar a la escuela de oficiales

Dirección
Ruta Jorge Newbery Km. 4,5 (1804) Ezeiza, provincia de Buenos Aires.

Teléfono
(+54 11) 4295-1500

Scroll hacia arriba