Osvaldo Zubeldía


Osvaldo Zubeldía

"A la gloria no se llega por un camino de rosas."


Nacido el 24 de junio de 1927, en Junín, provincia de Buenos Aires. Fue jugador y entrenador de fútbol.

Tuvo su comienzo futbolístico en el Club Atlético Buenos Aires al Pacífico, para luego pasar al plantel de Vélez Sarsfield en 1949. Con este equipo, consiguió el subcampeonato en 1953. En 1956, se concretó su pase a Boca Juniors y, en 1958, pasó Atlanta. En 1960, mientras ya dirigía a los «bohemios» y a la vez jugaba para Banfield, decidió su retiro como jugador para dedicarse por completo a la dirección técnica.

En esta función, comenzó a desarrollar su particular sistema táctico, como aprovechar el fuera de juego, las marcaciones en el centro del campo, el barredor, el mediocampista de contención y los córners al primer palo con cabezazo atrás, que se sigue utilizando en el fútbol moderno. Fue el primero en implementar el entrenamiento de doble turno y el análisis de vídeos de equipo rival. En 1965, escribió, junto a Argentino Geronazzo, el libro Táctica y estrategia del futbol y fue contratado por Estudiantes de la Plata con el objetivo de sortear la zona de descenso. Para final de temporada, Estudiantes quedó sexto en la tabla de posiciones. En 1967, ganó el campeonato metropolitano y fue subcampeón del nacional, lo que le permitió jugar la Copa Libertadores de América de 1968, torneo en el que se clasificó campeón al derrotar al Palmeiras de Brasil. Posteriormente, ganó la Intercontinental, al vencer al Manchester United.

En el museo de Old Trafford, aún se conserva la pizarra que Zubeldía escribió a sus jugadores el día de la victoria, con la frase: «A la gloria no se llega por un camino de rosas». También con Estudiantes, ganó las Copas Libertadores de 1969, ante Nacional de Montevideo, y de 1970, ante el Club Peñarol de Uruguay.

En 1971, finalizó su contrato con Estudiantes y pasó por diferentes clubes: Huracán, Vélez, San Lorenzo (con el que obtuvo el campeonato nacional de 1974) y Racing. En 1976, fue contratado por el club colombiano Atlético Nacional de Medellín, y consiguió el título de la Liga ese año; y, nuevamente, en 1982, siempre con su revolucionario esquema de entrenamiento.

El 17 de enero de 1982, falleció en Medellín, Colombia, a causa de un infarto. Sus restos fueron velados en el Coliseo Iván de Bedout y luego trasladados al Cementerio Central de Junín.