BCG - Tuberculosis


¿Qué es la tuberculosis?

Es una enfermedad producida por el bacilo de Koch. La forma más común es la tuberculosis pulmonar.

También existen otras formas más graves de tuberculosis, llamadas extrapulmonares, que pueden producir artritis, meningitis, osteomielitis, etc.

La vía de contagio más común es por la inhalación del bacilo que una persona enferma transmite a través de la tos o el estornudo.

En los últimos años aumentó el número de casos de tuberculosis en nuestro país y en el mundo. Por lo tanto, vacunar en tiempo y forma a los recién nacidos es un derecho y una responsabilidad de toda la comunidad.

¿Cuáles son los síntomas?

Muchas personas infectadas no presentan síntomas de la enfermedad, lo que facilita su transmisión.

Los síntomas más habituales son:

  • tos persistente (a veces con sangre),
  • dolor en el tórax,
  • debilidad o cansancio,
  • pérdida de peso,
  • falta de apetito,
  • fiebre,
  • escalofríos,
  • sudoración nocturna.

Ante alguno de estos síntomas, consultá al médico.

¿Cómo se previene?

La vacuna BCG se aplica para proteger de las formas graves de tuberculosis en los niños, por ejemplo: meningitis u osteomielitis.

Estrategia de vacunación

Única dosis: recién nacidos, antes de egresar de la maternidad

Luego de la aplicación es común que se forme una pequeña elevación de la piel (nódulo) y deje una cicatriz en el sitio de aplicación. Una única dosis es suficiente, independiente que deje o no cicatriz.

 
Recordá

Consultá en el vacunatorio o en el centro de salud cuáles son las vacunas indicadas para tus hijos y para vos.

 
Agendate este teléfono gratuito

El 0800-222-1002 es un número de la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación que recibe tus consultas sobre varios temas.
Si elegís la opción 5, te asesoramos sobre el Calendario Nacional de Vacunación