Preguntas Frecuentes


1. ¿Qué es la Poliomielitis?

Es una enfermedad muy contagiosa causada por un virus. Puede ser grave y afecta con mayor frecuencia a niños/as menores de 5 años. Se transmite principalmente por el consumo de sustancias contaminadas con el virus y, en raras ocasiones, por contacto directo con personas que pueden contagiar la enfermedad.

2. ¿Cuáles son los síntomas?

Cuando se presentan síntomas, puede comenzar con un poco de fiebre y dolor de garganta. Algunos niños también pueden tener dolor o rigidez en la espalda, el cuello y las piernas.
El virus de la polio puede causar una parálisis muscular irreversible cuando afecta el sistema nervioso y puede provocar la muerte por parálisis de los músculos respiratorios.

3. ¿Cómo se previene?

Se previene a través de la vacunación y el adecuado manejo de excretas.
Existen 2 vacunas para prevenir la polio, la OPV o Sabin y la IPV o Salk. Ambas son seguras y eficaces pero la única que permitirá erradicar la polio es la Salk o IPV que está disponible en todos los vacunatorios públicos del país.

4. ¿Por qué es una enfermedad que esta próxima a erradicarse?

La Polio, que es una enfermedad pasible de erradicación ya que tiene como único reservorio al ser humano, no hay vectores que la transmitan y existen vacunas seguras y efectivas para prevenirla, está próxima a erradicarse gracias a la vacunación que se realiza a nivel mundial desde la década de 1950.

5. ¿Cuándo ocurrieron casos de poliomielitis en Argentina?

Luego de la gran epidemia de 1956 que afectó a más de 6.500 personas en todo el país, se produjeron brotes de la enfermedad hasta el año 1984, año en que, gracias a la vacunación, se registraron los últimos casos de poliomielitis en Argentina.

6. ¿Por qué es necesario seguir vacunando contra la polio si ya casi no hay casos en el mundo?

Si bien la Región de las Américas se declaró libre de polio en 1994 es necesario continuar protegiendo a la población contra los 3 tipos de poliovirus (1, 2 y 3) debido a que pueden ocurrir importaciones desde los países con circulación viral activa.

7. ¿Por qué Argentina no aplicará más la vacuna Sabin?

Porque la vacuna Sabin presenta grandes ventajas relacionadas con la capacidad de inmunizar a las personas no vacunadas generando “inmunidad de rebaño” por su alta inmunidad a nivel intestinal, pero presenta algunas desventajas como la rara, pero posible, posibilidad de producir parálisis por virus derivados de la vacuna.

El uso de vacuna IPV o Salk permitirá continuar protegiendo a la población contra la poliomielitis sin los riesgos asociados al uso de la vacuna oral bivalente (bOPV).

8. ¿Cómo es el esquema de vacunación a partir del 1 de junio?

Todos los niños y niñas serán vacunados con IPV o SalK según el siguiente esquema:

  • 1era dosis a los 2 meses
  • 2da dosis a los 4 meses
  • 2era dosis a los 6 meses
  • Único refuerzo 5 años, al ingreso escolar

9. ¿Si mi hijo o hija tiene entre 15 a 18 meses lo tengo que vacunar?

No, a partir del 1 de junio de 2020, ya no se tiene que vacunar contra la polio pero sí con el resto de las vacunas que el Calendario Nacional de Vacunación contempla para esa edad.

10. ¿Cuáles son las contraindicaciones y las precauciones para recibir la vacuna IPV o SALK?

Contraindicaciones

  • Alergia conocida a algún componente de la vacuna (ej. Neomicina o estreptomicina)
  • Reacción alérgica grave posterior a alguna dosis previa

Precauciones

  • Primer trimestre del embarazo
  • Enfermedad aguda grave con fiebre

11. ¿La vacuna IPV se puede aplicar junto con otras vacunas del Calendario Nacional de Vacunación?

Sí, se puede administrar con otras vacunas en la misma consulta, pero en diferentes sitios del cuerpo o con una separación entre vacunas de 2,5 cm por lo menos.

Algunos ejemplos para tener en cuenta

Algunos ejemplos para tener en cuenta