Polio (IPV/OPV)


¿Qué es la poliomielitis?

Es una enfermedad causada por un virus, polio, que afecta con mayor frecuencia a lactantes y niños pequeños.

Se transmite principalmente por el consumo de sustancias contaminadas con el virus (que se encuentra en la materia fecal) y por contacto directo con personas que pueden contagiar la enfermedad.

Algunos casos son leves; otros son mucho más graves y causan discapacidades físicas permanentes.

¿Cuáles son los síntomas?

Puede comenzar con un poco de fiebre y dolor de garganta.

Algunos niños también pueden tener dolor o rigidez en la espalda, el cuello y las piernas.

El virus afecta en particular el sistema nervioso central y causa parálisis musculares, incluso de los músculos respiratorios.

¿Cómo se previene?

Desde el año 2016, el esquema de vacunación contra la polio ha cambiado en más de 150 países, incluyendo la Argentina. Actualmente combina en forma secuencial la vacuna Salk (IPV) y Sabin (OPV).

Estrategia de vacunación

  • 1era dosis: 2 meses de vida con Salk
  • 2da dosis: 4 meses de vida con Salk
  • 3era dosis: 6 meses de vida con Sabin
  • 1er refuerzo: 15-18 meses de vida con Sabin
  • 2do refuerzo: a los 5-6 años (edad de ingreso a la escuela primaria) con Sabin

Gracias a la vacunación contra la polio, no se registraron casos de poliomielitis en Argentina desde 1984 y la Región de las Américas se declaró libre de polio en 1994.

 
Recordá

Consultá en el vacunatorio o en el centro de salud cuáles son las vacunas indicadas para tus hijos y para vos.

 
Agendate este teléfono gratuito

El 0800-222-1002 es un número de la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación que recibe tus consultas sobre varios temas.
Si elegís la opción 5, te asesoramos sobre el Calendario Nacional de Vacunación