Sexualidad libre de violencias


La ley 26.485 fue promulgada para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres.

Violencia Sexual

Incluye cualquier situación que te impida decidir libremente sobre tu sexualidad, si tener relaciones sexuales, cuándo, cómo y con quién tenerlas. La violencia sexual es una situación de abuso de poder impuesta a través de amenazas, coerción verbal, insultos, presiones y/o el uso de la fuerza física. Quien agrede puede ser una persona conocida, parejas o personas desconocidas.

Algunos ejemplos:

  • Violación con o sin penetración, incluso si se da dentro del matrimonio o de la pareja.
  • Prostitución forzada y explotación sexual.
  • Acoso sexual, manoseos.
  • Obligación de tocar, mirar o masturbar a otro/a.

La denuncia no es requisito para la atención médica. Denunciar es un derecho y una decisión para que se sancione al agresor/a.

Violencia contra la libertad reproductiva

Es aquella que te impida decidir si tener hijos/as o no, con quién tenerlos/as, el número de embarazos y el espacio entre nacimientos.

Algunos ejemplos:
- Cuando tu pareja te impide el cuidado: uso del preservativo u otro método anticonceptivo.
- Si en una institución te niegan el asesoramiento y/o el acceso a los métodos anticonceptivos, incluida la ligadura de trompas.
- Si te imponen un método en lugar de permitirte elegirlo.
- Si te niegan u obstaculizan información y/o acceso a la interrupción voluntaria y legal del embarazo .

No es necesaria la compañía de un adulto o autorización de la pareja para recibir atención.

Violencia obstétrica

Se refiere a la falta de un trato humanizado antes, durante o después del parto o la cesárea. También se considera violencia cuando la atención ante una situación de aborto no es rápida, ni de calidad, ni confidencial, ni con buen trato.

Algunos ejemplos:
- Que no respeten tu derecho a estar acompañada durante el parto con la persona que elijas.
- Que te coloquen medicinas de forma abusiva o que no sean necesarias, durante el proceso de parto.
- Que en la atención en situación de aborto no te provean anestesia o calmantes; o que te maltraten u hostiguen por la situación de aborto que estás viviendo.

Línea Salud Sexual 0 800 222 3444

Podés llamar si estás atravesando una situación de violencia que afecta tu sexualidad o tu vida reproductiva. Días y horarios de atención: Lunes a viernes de 9 a 21 hs. Sábados, domingos y feriados de 9 a 18 hs