Obstrucción de la vía aérea


A una persona se le puede quedar atorado en la garganta un elemento (alimento u objeto), lo que puede impedir que le llegue oxígeno a los pulmones.

El atragantamiento le puede suceder a personas de diferentes edades. Es habitual en los más chiquitos, que se llevan a la boca objetos que encuentran en cualquier parte. Pero también le puede suceder a adolescentes y adultos por ingerir bocados muy grandes o un hueso por accidente.

Ante una situación así, debemos proceder de inmediato para evitar que la persona se asfixie.

 

Lo importante es actuar con rapidez.

 

¿Qué podés hacer?

Si la persona no puede escupir el objeto o alimento que se le atoró, vas a tener que practicar la maniobra de Heimlich.

Bebés

  • Si el chiquito balbucea, llora, habla o tose, significa que le pasa aire por la garganta. Probablemente tiene una obstrucción parcial.
  • Dejá que el chiquito tosa naturalmente. No le golpees la espalda ni le des agua, porque se puede mover el objeto y complicar la obstrucción.
  • Si no Expulsa el objeto, hacele la maniobra de Heimlich.

Maniobra de Heimlich en bebés

Maniobra de Heimlich en niños, adolescentes y adultos

Cuando una persona se atraganta y no puede respirar, generalmente se lleva las manos al cuello y se le enrojecen el rostro y el cuello.
Procedé del siguiente modo:

  1. Abrazá a la persona por la espalda y por debajo de sus brazos.
  2. Poné una de tus manos en puño cerrado cuatro dedos encima de su ombligo, en la línea media del estómago
  3. Coloca tu otra mano sobre el puño.
  4. Reclina tu cuerpo un poco hacia delante
  5. Hacé presión sobre el abdomen en sentido hacia atrás y arriba.

Continuá la maniobra hasta que salga el objeto que obstruye.

Maniobra de Heimlich sentado

Cuando una persona se atraganta y no puede respirar, generalmente se lleva las manos al cuello y se le enrojecen el rostro y el cuello.
Procedé del siguiente modo:

  • Sentá a la persona en una silla y ubicate por detrás, con tu cuerpo a la altura del suyo.
  • Abrazá a la persona por la espalda y por debajo de sus brazos.
  • Poné una de tus manos en puño cerrado cuatro dedos encima de su ombligo, en la línea media del estómago, y coloca tu otra mano sobre el puño.
    Hace presión con tu puño sobre su abdomen, hacia atrás.
  • Repetí el movimiento hasta 5 veces.

¿Qué podés hacer si te atragantás estando solo o estás con gente que no sabe qué hacer?

Cuando una persona se atraganta y no puede respirar, generalmente se lleva las manos al cuello y se le enrojecen el rostro y el cuello.
Procedé del siguiente modo:

  • Agarrá una silla y ubicate por detrás.
  • Reclinate hacia delante, hasta apoyar tu abdomen en el respaldo. Tenés que apoyarlo entre el ombligo y el esternón.
  • Hacé presión muy fuerte sobre el respaldo para que salga el objeto o alimento atorado.

¿Qué podés hacer si la persona atorada se desmaya?

  • Recostá a la persona boca arriba.
  • Hacé 5 compresiones sobre la boca del estómago.
  • Evaluá si responde y respira.
  • Si sigue atorada, repetí todo de vuelta.
  • Si hiciste tres veces las 5 compresiones, la persona no responde y su rostro se pone azulado, comenzá a hacerle RCP.

Prevení el riesgo de atragantamiento

En niños

  • Evitá que los chicos jueguen con juegos de piezas pequeñas. Los juguetes vienen con indicaciones sobre la edad adecuada del niño para que lo use con menos riesgos.
  • Mantené bolitas, piedras, tachuelas, globos y otros objetos pequeños fuera del alcance de los chicos, especialmente de los menores de 3 años.
  • Evitá que los chicos corran, jueguen o caminen con comida o juguetes en la boca.
  • Evitá que los niños menores de 4 años coman alimentos que se atoran fácilmente, como salchichas, nueces, caramelos duros o pegajosos, pochoclo y maníes.

En adultos

  • Llevate a la boca los alimentos en porciones chicas, y masticá la comida en forma lenta y cuidadosa, sobre todo si usás dentadura postiza.
  • Evitá reírte y hablar mientras masticás y tragás.