Reanimación cardiopulmonar - RCP

Si alguien no se mueve, no responde y no respira, practicale RCP. Capacitarte es fácil y puede ser una diferencia vital para otra persona.

La Reanimación Cardiopulmonar (RCP) es una maniobra de emergencia. Consiste en aplicar presión rítmica sobre el pecho de una persona que haya sufrido un paro cardíorespiratorio para que el oxígeno pueda seguir llegando a sus órganos vitales.

El inicio inmediato de RCP por parte de alguien entrenado, aunque no sea un profesional, puede aumentar en un 40% las posibilidades de supervivencia de los afectados.

¿Qué hacer si alguien sufre un paro cardio-respiratorio?

1

Evaluá el estado de conciencia de la persona.

2

Llamá a emergencias o pedí a otra persona que lo haga.

911107
3

Iniciá las maniobras de RCP.

4

Reevaluá el estado de la persona.

Si contás con un Desfibrilador externo automático (DEA), encendelo y seguí sus instrucciones.

El entrenamiento periódico en RCP es esencial para que tus aptitudes se mantengan en un buen nivel.


La RCP puede salvarle la vida a una persona. Si aprendés la maniobra, podés brindarle esa oportunidad a alguien.