Ácido fólico

Qué es y cuáles son los beneficios del ácido fólico.


¿Qué es?

El ácido fólico es una vitamina esencial para el desarrollo del sistema nervioso central del bebé.
Durante las primeras semanas del embarazo se desarrollan en el embrión el cerebro y el resto del sistema nervioso, incluyendo el cierre del tubo neural (que contiene la médula espinal).

Si el tubo neural no se cierra completamente, ocurren malformaciones. Las más frecuentes son:

  • Anencefalia (falta de desarrollo del cerebro y huesos craneales).

  • Espina bífida (un defecto en la columna vertebral y en la médula espinal).

Para disminuir el número de anomalías congénitas en los recién nacidos, **el consumo adecuado de esta vitamina tiene que empezar antes de la concepción y extenderse durante las primeras semanas del embarazo. **

Consumir alimentos con ácido fólico es importante y por eso en nuestro país hay una ley que obliga a que las harinas estén enriquecidas con esta vitamina. Sin embargo, los alimentos no ofrecen una prevención suficiente y por eso es importante que el equipo de salud aconseje a las mujeres en edad fértil que consuman un suplemento de ácido fólico desde antes de quedar embarazadas.

¿Cuáles son los beneficios del ácido fólico?

La evidencia científica demuestra que si la mujer consume ácido fólico en dosis adecuadas durante al menos tres meses antes de la concepción hasta las primeras 7 semanas de gestación, el riesgo de que un bebé sea afectado por estas malformaciones disminuye hasta en un 75%.

Ese es uno de los fundamentos de la importancia de planificar los embarazos, para tener la oportunidad de desplegar estas acciones de prevención.

¿Cómo consumir el suplemento de ácido fólico?

La recomendación actual es recibir un suplemento de ácido fólico de 0,4 mg por día desde tres meses antes de la concepción y hasta cumplidas las primeras 7 semanas de embarazo.

IMPORTANTE:

Empezar a tomar ácido fólico después de conocer el estado de embarazo NO AYUDA a prevenir los defectos de cierre del tubo neural.

Si la mujer ya tuvo antes un bebé con defectos en el cierre del tubo neural, para prevenir la recurrencia la dosis diaria aumenta hasta 4 mg/día.

Es necesario avisarle al profesional si la mujer está recibiendo medicación antiepiléptica o si padece diabetes tipo I o II.

Además del suplemento diario, se aconseja incluir alimentos ricos en esta vitamina como: hígado, riñón, verduras de hojas color verde oscuro, remolacha, habas frescas, repollitos de Bruselas, harina de trigo fortificada, legumbres, germen de trigo y maní.