¿Por qué puede haber material radiactivo fuera de control?


Aunque las fuentes radiactivas se emplean bajo controles de seguridad, puede suceder que sean abandonadas, perdidas o robadas en el ejercicio de una actividad o práctica, dentro de una instalación o durante su transporte.

Si esto ocurriera, las fuentes radiactivas quedarían sin el control adecuado, y si resultaran accesibles para miembros del público y fueran manipuladas por personas que desconozcan su operación, habría riesgo de exposición del material o a la radiación que emiten, con potenciales consecuencias para su salud y el ambiente.