Presidencia de la Nación

Biodiversidad


Ecosistema

En la ecorregión de la Selva Paranaense, en aquellos sitios más altos y con abundantes precipitaciones, se desarrolla el distrito de los pinares.

Clima

Subtropical sin estación seca. Las temperaturas medias van desde los 25ºC en verano y a los 14ºC en invierno. Hay 1.600 a 2.000 mm anuales de precipitación, repartidos parejamente a lo largo del año (aunque en junio y julio llueve menos).

Flora

Los bosques de pino Paraná (Araucaria angustifolia) dominan el paisaje. Otrora ocuparon una vasta extensión, que en nuestro país superaba las 200.000 hectáreas en el noreste de la provincia de Misiones. Hoy sólo quedan 1.000 ha de este bosque (menos del 1 % de la superficie original), dividido en varios sitios. Casi la mitad de esa superficie corresponde a la Reserva Natural Estricta San Antonio.

Debajo del dosel que integran los árboles más altos, donde sobresalen las copas aparasoladas de las araucarias, hay árboles de alturas intermedias, entre los cuales se destaca por su valor cultural, el de yerba mate (Ilex paraguarienses).

Además, enormes helechos arborescentes como el chachí manso (Dicksonia sellowiana), acompañan las costas de los arroyos. Y junto a orquídeas y bromelias, nos recuerdan que estamos en la Selva Paranaense.

Fauna

Alberga un pájaro característico de los pinares, el coludito de los pinos (Leptasthenura setaria), fácil de distinguir en lo alto de las copas. Más difíciles de ver, aunque todavía presentes, son la urraca azul y el loro pecho vinoso, amenazado de extinción.

Lamentablemente, otras especies ligadas a los pinares han ido desapareciendo junto a ellos. Es el caso, dentro de la Reserva, del loro denominado charao (Amazona pretrei) y del mono aullador rojo (Alouatta fusca).

Conocé más información técnica en el Sistema de Información de Biodiversidad

Scroll hacia arriba