Presidencia de la Nación

Biodiversidad


Ecosistema

Enclavada en la ecorregión de la Puna, una extensa llanura situada a una altura cercana a los 4.000 m s.n.m., la Laguna de los Pozuelos es un cambiante cuerpo de agua salobre cuyos límites dependen del aporte de los ríos de deshielo que descienden del macizo andino y de las serranías circundantes.

Clima

Árido de altura, con oscilaciones térmicas de carácter extremo (hasta 43,5°C en un día). Las temperaturas medias van desde los 8°C en invierno (con mínimas de hasta -30°C) hasta los 16°C en verano (con máximas superiores a 30° C). Hay hasta 200 mm anuales de lluvia, concentrados en la época estival. En los meses fríos se presentan fuertes heladas y nevadas esporádicas.

La temporada más recomendada para su visita es en marzo y abril, terminada la época de lluvias, cuando miles de flamencos pintan de rosa la laguna. Las precipitaciones veraniegas -escasas aunque intensas- suelen cortar los caminos de acceso.

Flora

No deja de llamar la atención el marcado contraste entre los suelos pedregosos, apenas cubiertos por una vegetación achaparrada de arbustos y yaretas, y la diversidad de aves que pueblan la laguna empleándola como sitio de alimentación y de nidificación.

Fauna

Aquí se dan cita aves que resultan exclusividades puneñas como la avoceta andina, el chorlito puneño y la gallareta gigante. Durante el verano arriban migradores del hemisferio norte como el falaropo tricolor y la becasa de mar.

Pero son los flamencos quienes reinan en este espejo de agua, habiéndose contabilizado más de 30.000 ejemplares de las tres especies que pueden encontrarse en la Argentina: el flamenco común y las parinas grande y chica. Tal es la importancia del área protegida en cuanto a la concentración de aves que en ellas habita, que en 1992 fue declarada Sitio Ramsar, por el nombre de la Convención nacida en hacia 1970 para proteger estos notables humedales.

Conocé más información técnica en el Sistema de Información de Biodiversidad

Scroll hacia arriba