Presidencia de la Nación

Biodiversidad


Ecosistema

En el noreste de Santiago del Estero, en el corazón mismo del Impenetrable, se encuentra uno de los últimos reductos del quebrachal que sobrevivió a la feroz explotación que tuvo en el resto de la provincia gracias a una menor accesibilidad y distancia del ferrocarril. Con sus más de cien mil hectáreas, este Parque Nacional constituye una importante muestra de la ecorregión del Chaco Seco.

Clima

Subtropical cálido, con estación seca marcada y gran amplitud térmica. Las precipitaciones alcanzan los 700 mm anuales, concentrados entre octubre y marzo. Las temperaturas medias son de 15° C en invierno (con bajo porcentaje de heladas) y 28° C en verano (con máximas absolutas que superan los 50° C).

Se recomienda visitar durante otoño, invierno y primavera; en verano el calor resulta excesivo y las lluvias suelen cortar los accesos.

Flora

Además del quebracho colorado santiagueño (Schinopsis lorentzii) integran estos espinosos bosques árboles como el quebracho blanco, el itín, el guayacán, el mistol y el yuchán (palo borracho), entre muchos otros. En antiguos cauces de ríos se desarrollan pastizales.

Fauna

Hay tres representantes de nuestra fauna en peligro de extinción que habitan este Parque Nacional, que merecen destacarse: el yaguareté, el tatú carreta y el chancho quimilero. Este último denominado así porque se alimenta de los frutos y pencas del quimil (Opuntia quimilo), un cactus arborescente típico de esta región. Pero también el oso hormiguero grande, el águila coronada y la boa de las vizcacheras, entre otras especies amenazadas de la fauna nativa.

Conocé más información técnica en el Sistema de Información de Biodiversidad

Scroll hacia arriba