Vizzotti encabezó un encuentro del Consejo Consultivo Honorario de Cannabis

Junto a organizaciones de la sociedad civil y organismos del Estado, se evaluaron los avances en la implementación del Registro Nacional del Programa de Cannabis (REPROCANN) y se delinearon los desafíos para dinamizar el acceso al registro.


La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, encabezó esta mañana una nueva reunión del Consejo Consultivo Honorario (CCH) que reúne a integrantes de organizaciones de la sociedad civil del país, representantes de organismos estatales y autoridades sanitarias en el marco de la Ley N° 27.350 que regula la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor de la planta de cannabis y sus derivados.

Durante el encuentro se abordaron ejes centrales en relación a la implementación del Registro Nacional del Programa de Cannabis (REPROCANN), que permite registrar a aquellas personas que cuenten con las condiciones contempladas en estos requisitos para acceder a un cultivo controlado de la planta de cannabis.

“Como decimos desde el primer día y lo volvemos a repetir, la mirada de ustedes es clave para tener retroalimentación, porque son los usuarios y las usuarias, quienes están en el territorio viendo cómo funciona la implementación de estas medidas”, expresó la ministra durante la apertura del encuentro, en el que señaló a los participantes la importancia de que “tengan también la mirada del Estado, la mirada regulatoria, la mirada de la política pública para que tratemos, como siempre, de obtener el mejor resultado”.

La ministra indicó que desde el último encuentro, celebrado en abril, la cartera sanitaria llevó a cabo un intenso trabajo en relación a los lineamientos definidos, por lo que destacó la relevancia del espacio para “compartir lo que hemos avanzado en la implementación de los objetivos que nos presentamos y sobre todo las dificultades que fueron surgiendo”.

A fin de agilizar y simplificar el registro para favorecer el acceso al programa, se trabajó en tres ejes centrales: la modificación del Anexo II de la Resolución Ministerial 800/2021, la modificación del Consentimiento Informado, y la incorporación de las Organizaciones No Gubernamentales al REPROCANN.

Sobre la modificación del Anexo II, la propuesta de las organizaciones civiles consiste autorizar el autocultivo en exterior, ya que a la fecha solo se admite cultivo interior.

En relación al Consentimiento Informado, se trabaja en la confección de un documento abreviado en relación al actual. En cuanto al tercer punto, se abordó la necesidad de hacer efectivo lo dispuesto en la Resolución Ministerial 800/2021 acerca de la incorporación efectiva de Organizaciones No Gubernamentales como personas autorizadas a cultivar en el marco del REPROCANN.

“Hoy los números a los que llegamos, de casi 15 mil inscriptos, tienen que ver con el trabajo de ustedes articulando con los administradores de los sistemas del Ministerio”, valoró el coordinador del Programa Nacional de Investigación sobre los Usos Medicinales del Cannabis, Marcelo Morante, en relación al rol de las organizaciones. “Necesitamos que ustedes también sean parte de este circuito legal y comprometido de un Estado presente”, enfatizó.

“Estamos haciendo el camino, la mirada de ustedes es clave, y tenemos una oportunidad enorme”, sintetizó la ministra en relación a los próximos desafíos. “Está dado todo para que podamos avanzar”, concluyó.

Asistieron al encuentro de manera presencial la jefa de Gabinete de la cartera sanitaria, Sonia Tarragona; la subsecretaria de Medicamentos e Información Estratégica, Natalia Grinblat; y la investigadora principal del CONICET, Silvia Kochen.

De manera virtual participaron integrantes de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT); el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA); el Instituto Nacional de Semillas (INASE); el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET); el Consejo Interuniversitario (CIN); la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (ANLAP); la Comisión Nacional de evaluación de Tecnologías en Salud (CONETEC); la Defensoría del Pueblo de la Nación; el Instituto Nacional de Semillas (INASE); y asociaciones civiles representadas por Mamá Cultiva (nacional); AUPAC (Rosario, Santa Fe); CAME (Río Negro); CECCa (Ciudad Autónoma de Buenos Aires); Ciencia Sativa (Bariloche, Río Negro); y CAMEDA (Ciudad Autónoma de Buenos Aires).