Vecinos de Rosario ya tienen el título de propiedad de sus casas


En representación del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda que dirige Rogelio Frigerio, el director de Regularización Dominial de la Secretaría de Vivienda de la Nación Franco Boggiatto, entregó 64 escrituras de propiedad a vecinos de Rosario, junto al secretario de Estado del Hábitat de la provincia santafesina Diego Leone.

En el evento realizado en el Centro asturiano de Rosario, Boggiatto resaltó que “desde el Gobierno Nacional y por pedido del presidente Macri hemos adoptado esta política de Estado de avanzar con la regularización dominial y la entrega del título de propiedad de las viviendas”.

“Todos ustedes ahora van a tener la seguridad de ser los legítimos dueños del techo en que habitan. Es una tranquilidad que durante muchos años no tuvieron y que hoy se hace realidad, ahora tienen un futuro mejor para dejarle a sus hijos”, expresó el director del programa.

El proyecto general implica la regularización de 1494 viviendas de los Barrios 7 de Septiembre; Supercemento; Latinoamérica; Sindicato de la Carne y Grandoli y Gutiérrez, con un monto total de inversión por parte del Estado Nacional de más de 8 millones de pesos.
A su turno, Leone señaló que “mediante el trabajo de manera coordinada junto al Gobierno Nacional, estamos saldando una deuda pendiente que la provincia tenía hace muchos años. Agradecemos la paciencia que tuvieron para esperar este momento que finalmente ha llegado y nos pone a todos muy contentos”.

En el país hay una gran deuda en la regularización dominial de viviendas. El programa de Regularización Dominial, impulsado en el marco del Plan Nacional de Vivienda busca mejorarles la calidad de vida a todos aquellos argentinos que hayan sido beneficiarios de viviendas sociales construidas con fondos públicos y que aun no posean el título de propiedad de la vivienda.

De esta manera, los beneficiarios acceden al título traslativo de dominio a su nombre, lo cual los hace sujetos plenos de derecho en cuanto a la venta, transferencia, alquiler, donación o sucesión del inmueble en cuestión. Este hecho, subsana la situación de vulnerabilidad a la que se expone el habitante de una vivienda sin su respectivo título de propiedad.