Una urbanización integral beneficiará a 6.000 vecinos de Rosario


La secretaria de Infraestructura Urbana, Marina Klemensiewicz, en representación del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda que conduce Rogelio Frigerio, junto a la intendenta de Rosario, Mónica Fein, firmaron un convenio marco de adhesión al Banco Mundial para la ejecución del Programa “Proyecto Integral de Hábitat y Vivienda”.

Hoy tenemos la fortuna de contar con la confianza y el financiamiento del Banco Mundial porque las obras de agua y cloaca son nuestra prioridad, a pedido del presidente Mauricio Macri, y no podemos dejarlas por la mitad”, explicó Klemensiewicz.

Y destacó: “Reconocemos el enorme esfuerzo que está haciendo el municipio y esta nueva llegada de recursos les va a permitir que muchas más familias accedan a la calidad de vida que merecen”.

Al respecto, Fein manifestó: “Este convenio va a estar destinado a urbanizar un asentamiento irregular muy grande y será muy importante para la ciudad poder integrarlo a la trama urbana. Estoy segura que con el compromiso y apoyo del gobierno nacional, provincial y municipal lo vamos a poder abarcar de forma integral”.

Por su parte, el concejal Roy López Molina, también presente en la firma del convenio, puntualizó: "Este proyecto, al igual que muchos que estamos ejecutando a lo largo y ancho de nuestra provincia, tiene como objetivo acercar a quienes más lo necesitan soluciones habitacionales sustentables y mejoras en sus entornos, al tiempo que afianza la presencia del Estado en cada una de las comunidades”.

Por medio de dicho convenio ambas partes se comprometerán a desarrollar acciones conjuntas y coordinadas para la implementación del programa en la Municipalidad de Rosario con el objetivo de garantizar el mejoramiento integral del hábitat en dicha localidad, poniendo especial énfasis en la población de zonas urbanas precarias.

Cabe destacar que este convenio habilitará a la posterior firma de actas acuerdo de proyectos que ya están en una etapa de formulación, tales como la urbanización de Villa Banana, que contaría con obras de infraestructura que incluirán redes de agua, cloaca y gas, desagües pluviales, obras hídricas de mitigación, así como planta de tratamiento y laguna de oxidación.

Asimismo, contemplará la red vial y peatonal, el tendido eléctrico de media y baja tensión con renovación de luminarias, y la construcción de espacios públicos como peatonales, plazas y espacios deportivos con juegos y mobiliario urbano.

La urbanización integral, que beneficiará a aproximadamente 6.000 vecinos, contará con un presupuesto de $329.847.585 de los cuales casi $219 millones invertirá el gobierno nacional a través del Banco Mundial, y alrededor de $111 millones aportará el municipio, quien se hará cargo de la licitación y control de las obras.

Estuvieron presentes, además, el consejero del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional, Mauricio Colello; y el presidente del Servicio Público de la Vivienda y Hábitat de la ciudad de Rosario, Manuel Sciutto.