Una transición ordenada


El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, aseguró que habrá “una transición ordenada” y destacó que el gobierno entrante de Alberto Fernández “va a tener todos los elementos para empezar a administrar el Estado con toda la información requerida”.

“Estoy seguro que se va a hacer una transición ordenada, por lo menos de nuestra parte eso está claro y entiendo que el gobierno entrante también tiene esa intención. Hay un diálogo abierto y cuando ya estén los equipos definidos se van a sentar los ministros o los responsables de cada área entrante con los salientes, que ya tienen preparada toda la información que puede ser requerida por las nuevas autoridades”, señaló Frigerio esta mañana en diálogo con 'Huevos Revueltos', de Radio Con Vos.

En ese sentido, indicó que el gobierno entrante “va a tener todos los elementos como para empezar a administrar el Estado con toda la información requerida” y subrayó que “el presidente Mauricio Macri le va a entregar el mando al nuevo presidente como tiene que ser y como corresponde”.

Por otro lado, destacó que en estos cuatro años de gestión el Gobierno “ha podido avanzar en terrenos muy importantes” y subrayó que será “el primer gobierno no peronista que termina su mandato en más de un siglo”.

“Empezamos una lucha contra el narcotráfico y las mafias en el poder. Hemos podido demostrar que se puede hacer un plan de infraestructura con eficiencia y con transparencia. Cada día en Argentina hay mil compatriotas que se suman a la red de agua potable y otros mil que se suman a la red de cloacas. Se hicieron muchas obras para mantener la competitividad, y hay que sostener el clima en términos de libertades individuales y libertad de prensa porque son valores muy importantes que ha logrado la Argentina, con su independencia de poderes y el federalismo”, detalló.

En ese marco, indicó que “en diciembre de 2015 solamente el 20% de los efluentes cloacales se trataban y el 80% restante se tiraban sin tratar a nuestros arroyos, ríos y al mar” y ponderó que durante su conducción al frente de la cartera de Interior, Obras Públicas y Vivienda “se duplicó la capacidad de tratamiento de efluentes cloacales”.

"Yo creo profundamente en la alternancia en el poder. Este es un país muy difícil de gobernar. Algunos problemas pudimos resolver y otros no, como la inflación, tener una moneda fuerte o establecer un marco de reglas claras que consoliden un crecimiento económico sostenido en el tiempo. Entre todos hay que resolver estos problemas que nadie en elmpasado de manera individual pudo solucionar", concluyó el ministro.