Teleconferencia de Daniel Korinfeld

Este miércoles 1 de diciembre, en el marco del Ciclo de Teleconferencias del Hospital Nacional en Red “Lic. Laura Bonaparte”, se llevó a cabo la doceava capacitación titulada "Los oficios del lazo: Afectos y efectos. Sujetos e instituciones en tensión" a cargo del magister Daniel Korinfeld.


Este miércoles 1 de diciembre, en el marco del Ciclo de Teleconferencias del Hospital Nacional en Red “Lic. Laura Bonaparte”, se llevó a cabo la doceava capacitación titulada "Los oficios del lazo: Afectos y efectos. Sujetos e instituciones en tensión" a cargo del magister Daniel Korinfeld.

La licenciada Edith Benedetti, Interventora General del Hospital, dio unas palabras de agradecimiento hacia el disertante y manifestó: “Siempre aprendemos mucho de sus recorridos, en clave de la época y las necesidades de las intervenciones actuales, tanto en las instituciones como la clínica misma”.

La charla comenzó con Korinfeld explicando que en conjunto con Graciela Frigerio este año publicaron un libro titulado “Cosas dichas y des-dichas”, y sobre éste afirmó: “Hoy me quiero enfocar en un concepto que desarrollé allí que refiere al ser esencial, a la esencialidad de los oficios, en esta pandemia”.

En esta línea, el magister desarrolló sobre los orígenes de la palabra oficio: “Allí podemos encontrar algo relativo a una función comunitaria, entonces se trata de los oficios de curar, de cuidar, de educar; así como de acompañar, sostener, orientar son verbos que dicen de las actividades de estos oficios. Se trata de los oficios que tratan con personas, entre personas y que, por ende, tienen en su centro, interacciones entre sujetos. Estos son oficios del lazo, y buscan generar encuentros que afectan, que hacen experiencias, que transforman”.

De esta manera, expuso ciertas características de los oficios del lazo. Una de ellas es que suelen ocuparse, con frecuencia, de aquellos que, por distintas razones, suelen expulsarse o están por fuera de lo común. “Son oficios que suelen ejercerse en los límites, y se ejercen en condiciones mínimas e insuficientes para la existencia del otro”.

“Estos oficios suelen abordar y obrar con las ambivalencias, las contradicciones, los malentendidos, con la falta de transparencia de lo subjetivo, es decir, tratan con la diversidad, la heterogeneidad y lo conflictivo que lo caracteriza”. Entonces, estos oficios se ocupan de la dimensión subjetiva y, por lo tanto, ponen en primer plano las relaciones de los sujetos con las instituciones.

Así, Koringfeld resaltó la importancia de trabajar en romper con la fragmentación con la que todo individuo viene formado: “El nombre oficio del lazo trae esta fragmentación, ya que los lazos pueden armarse y desarmarse”.

“Lo que pretendo plantear acá es un modo de ahondar las fragmentaciones institucionales, la tarea interinstitucional entre sectores, con la comunidad, con otros colegas. Los oficios del lazo pretenden armar esos puentes”.

Para concluir, el disertante citó a Fernando Ulloa: “en el campo social conviene marchar como los baqueanos, con equipaje ligero, eficaz y desprejuiciado, no exento de prudencia”.

El Hospital Nacional en Red “Lic. Laura Bonaparte” como organismo de salud promueve estos espacios de formación en pos de contribuir a reflexionar sobre las prácticas de una manera intersubjetiva.