Tecnología argentina en una planta potabilizadora de Paraguay

Una comisión de la Compañía de Ingenieros de Agua 601 ensambló una planta potabilizadora en la Escuela de Ingeniería del Ejército Paraguayo


El interés del Ejército del Paraguay en las plantas de potabilizadoras de agua comenzó en 2015, cuando el jefe del ejército paraguayo, en una visita protocolar, recorrió la Agrupación de Ingenieros 601; allí las observó en acción. Ese mismo año, una comisión del Comando de Ingeniería del Ejército, visitó la ciudad de Goya en donde estaba funcionando una planta potabilizadora por filtrado y ósmosis inversa (FOI) de 600 litros por hora (l/h) de capacidad.

Al año siguiente, se firma un convenio de entendimiento y colaboración entre ambas Fuerzas sobre este tema. En 2017, la comisión designada por Paraguay se desplaza hasta Campo de Mayo donde se le explica el funcionamiento de las plantas y se le entrega el listado del material necesario para su construcción.

Finalmente, en septiembre de este año, la comisión del Ejército Argentino, integrada por el jefe de la Compañía de Ingenieros de Agua 601, mayor Nicolás Gerardo Pietrobelli; el teniente primero Matias Eduardo Vargas Bravo; el suboficial mayor Orlando Dima Pereyra y el sargento Mauricio Miguel Elia, llegaron a la ciudad de Asunción donde capacitaron al personal paraguayo en la construcción, ensamblaje y operación de las plantas potabilizadoras.

El trabajo en Paraguay

Para llevar adelante la misión, nuestros efectivos se dividieron las tareas y estandarizaron el trabajo en dos etapas. La primera consistió en controlar el material adquirido, y establecer los lineamientos y criterios para el diseño y armado de la planta potabilizadora, por ósmosis inversa.

La segunda etapa consistió en el armado, que a la vez estaba subdividido en tres pelotones; pelotón estructura, pelotón diseño y pelotón ensamblaje. El diseño fue lo que demandó mayor esfuerzo, que estuvo a cargo de personal de nuestro Ejército.

En esta etapa, los efectivos recibieron el comandante de Organizaron y Doctrina del Ejército Argentino, general de brigada Guillermo Ángel Tabernero, que se encontraba en Asunción, en una Conferencia de Estado Mayor Bilateral. Además, recibieron la visita del rector de la Universidad Católica de Paraguay, quién se interiorizó en el proyecto.

Luego de tres días de arduo trabajo, se realizó el acto protocolar de finalización del proyecto, del cual participaron: el comandante de Ejército Paraguayo, general de ejército Derlis Fernando Piris Coronel; el comandante de Ingeniería, general de brigada Oscar Javier Gómez Coronel; el ministro Secretario Permanente del Consejo de Defensa Nacional, general de división retirado Máximo Díaz Cáceres; el coordinador de Acción Integral Conjunta, general de brigada retirado Sergio Antonio Benitez Capdevila y el defensor del Pueblo Adjunto Dr. Carlos Vera Bordaberry.



La importancia de la misión

La escasez de agua en la región y los problemas que tienen para la obtención y distribución de agua, tanto en las unidades militares más alejadas como en los municipios es un problema real y palpable. Por este motivo, el proyecto tomó dimensiones que salieron de la órbita militar y en la que se involucraron diversos ministerios del ejecutivo paraguayo.

Ante la importancia la producción de estas plantas potabilizadoras, el diputado Sebastián García Altieri realizó una moción para declararla de interés parlamentario. Estas posibilitarán auxiliar a las poblaciones que periódicamente, se ven afectadas por las crecidas de los ríos.

Durante las jornadas de trabajo conjunto, se destacó la predisposición de ambos ejércitos; Argentina como Instructor y/o docente y Paraguay como educando. Esto permitió estrechar lazos de camaradería entre ambos países.

Esta misión contribuyó al fortalecimiento de lazos amigos con el Ejército Paraguayo, en lo que respecta a la presencia institucional, como integrante del arma de Ingenieros, en un asesoramiento integro, a los efectos de fomentar y acrecentar la cooperación militar existentes entre ambos Ejércitos de acuerdo a los criterios y prioridades establecidas por la Política de Defensa y la Política Exterior de la Nación.

Hace más de 25 años, el Ejército Argentino viene realizando estas plantas. El jefe de la Compañía de Ingenieros de Agua 601 comentó que la obtención de agua potable siempre fue un tema fundamental para los ejércitos en operaciones. Comenzó como un desarrollo dentro del Batallón de Ingenieros 601, realizado por unos pocos militares y civiles especializados y hoy ya es una subunidad independiente que produce dos modelos de plantas potabilizadoras: la FOI de 600 l/h de capacidad -de la que cada elemento del arma de ingenieros dispone de dos y la compañía posee cuatro-; y la de Gran Capacidad que purifica hasta 3200 l/h por filtrado y ósmosis inversa -donde cuatro están distribuidas en distintas unidades de Ingenieros y cinco más se encuentran en Campo de Mayo-.

Estas plantas potabilizadoras pueden verse desplegadas cada vez que la comunidad necesita de un suministro continuo y confiable de agua potable durante la emergencia, como fue en las inundaciones de Comodoro Rivadavia, La Pampa, Entre Ríos y Corrientes o el alud en la localidad de Volcán todas ellas ocurridas el año pasado