SIGEN presentó el informe de las compras del Estado durante la emergencia, solicitado por Santiago Cafiero

La Sindicatura General de la Nación presentó el primer informe “Contrataciones Públicas durante la Emergencia COVID 19”, trabajo solicitado por el Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Santiago Cafiero, con el objeto de fortalecer mecanismos de control, integridad y transparencia en las compras de la Administración Pública Nacional durante la emergencia.


Según se expresa en el documento, un total de 41 organismos estatales ejecutaron 291 contrataciones, por un monto total de 7373 millones de pesos. Las jurisdicciones en las que se relevaron el 96 por ciento de esas adquisiciones fueron organismos vinculados con salud, desarrollo social, la provisión de alimentos, educación y seguridad en todo el ámbito nacional.

Entre las compras más relevantes, se destaca la de insumos médicos, de prevención, y de detección COVID 19, que alcanzó un 58 por ciento del monto total adjudicado, mientras que la compra de alimentos para hacer frente a la emergencia representó aproximadamente un 26 por ciento del monto total de las adjudicaciones.

Específicamente, las adquisiciones del Estado fueron las siguientes: elementos para prevención e insumos médicos, en un porcentaje de 46.5; compra de alimentos, en un 26 por ciento; elementos para detección del COVID, en un 10,7 por ciento; impresiones de cuadernillos, folletería y distribución, en un porcentual del 8.9; y equipamiento médico, 2.9 por ciento.

De este modo, los organismos que centralizaron las compras fueron el Ministerio de Salud, en un 43.3 por ciento; el Ministerio de Desarrollo Social, en un 26 por ciento; la Administración Nacional de Laboratorios (Malbrán), en un 11.5 porcentual; el Ministerio de Educación, con una afectación del 9.2 por ciento; y la Armada Argentina, con 1.7 por ciento.

El titular de la SIGEN, Carlos Antonio Montero, expresó que los relevamientos son parte del primer informe requerido por Cafiero, e incluye el período comprendido entre el 20 de marzo y el 20 de julio de 2020; además, adelantó que ya se encuentra en desarrollo el segundo informe, actualizado a octubre. En una tercera etapa, la auditoría se extenderá hasta diciembre.

“Llevar adelante esta tarea es parte de nuestro compromiso cotidiano con el objetivo de fortalecer al Estado a través del control”, añadió el Síndico General de la Nación.

Cabe añadir que, dentro de los lineamientos emitidos por Montero para la elaboración de los Planes Anuales de Trabajo 2021 de las Unidades de Auditoría Interna, se incorporó la obligatoriedad de auditar los procesos de compras y contrataciones enmarcados en la emergencia en aquellas jurisdicciones u organismos que correspondan.