Semana Mundial de la Lactancia Materna


Durante esta semana -1º al 7º de agosto- se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna, con el objetivo de mejorar la salud de los bebés de todo el mundo.

En 1992 la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF establecieron esta semana para fomentar la lactancia materna. Este año el lema es: “Empoderémonos ¡Hagamos posible la lactancia materna!”, reivindicando las normas sociales equitativas, en cuanto a género y destacando que la participación de los padres es vital para propiciar un ambiente óptimo que contribuya a la lactancia materna.

La lactancia materna es fundamental para que los recién nacidos reciban los nutrientes necesarios, desarrollen un adecuado desarrollo y permite prevenir diversas enfermedades. La OMS recomienda amamantar durante los primeros seis meses de vida de forma exclusiva y continuar hasta los dos años, complementando otros alimentos.

Se destacan los siguientes beneficios de la lactancia materna:

•Crea un fuerte vínculo entre madre-hijo.

•Proporciona anticuerpos de la madre y extiende el periodo de inmunidad natural.

•Reduce la predisposición a enfermedades respiratorias.