Seguridad y género: se realizó un conversatorio sobre la problemática laboral en el sector marítimo

La subsecretaria de Derechos, Bienestar y Género del Ministerio de Seguridad de la Nación, Sabrina Calandrón, participó esta tarde del Primer Conversatorio sobre “Inclusión laboral con equidad de género”, organizado por la Secretaría de Extensión Universitaria del Instituto Universitario de Seguridad Marítima que conduce Enrique Font. Y en el que disertaron, además de Calandrón, la Doctora en Historia e Investigadora del CONICET y de la Universidad Nacional de Mar del Plata, Romina Cutuli, y la jefa de Guardavidas de Punta Mogotes y miembro de la comisión de género de la CGT Regional Mar del Plata, Emilia Di Scala.


“Con esta actividad damos inicio a un primer ciclo de conversatorios sobre la problemática laboral en el sector marítimo desde la perspectiva de género. El objetivo es fortalecer el debate académico y social sobre la inclusión y el rol laboral de las mujeres en el sector y colaborar para la incorporación de la equidad de género”, comenzó el rector Font.

El de hoy es primero de tres encuentros en los que se abordará la inclusión laboral y la equidad de género en el campo de la seguridad marítima como forma de visibilizar, problematizar y trabajar sobre la situación actual e histórica de las mujeres en este sector y, por consiguiente, definir posibles caminos para generar conciencia de las desigualdades existentes y generar soluciones concretas para su reversión. La iniciativa surgió desde la Prefectura Naval Argentina y contó con el apoyo y promoción de parte de los Ministerios de Seguridad y de Defensa de la Nación que conducen Sabina Frederic y Agustín Rossi, respectivamente

“Desde un primer momento, la ministra Frederic puso en la agenda y en la estructura del Ministerio de Seguridad las cuestiones de género a los que les dio un lugar relevante y de permanente atención. Se conformó una Dirección Nacional y una Subsecretaría. Esto da cuenta del planteo y del compromiso de la ministra con estos temas”, aseguró la subsecretaria Calandrón quien, durante su exposición, planteó los desafíos en torno a la construcción de condiciones igualitarias de trabajo dentro de las fuerzas de seguridad.

“Es completamente necesario pensar y tener en cuenta la historia de estas profesiones que, desde sus inicios, fueron instituciones pensadas por y para varones, construidas por varones. Eso hizo que muchos de los ordenamientos, estructuras e, incluso, el sentido de la construcción de autoridad de las Fuerzas tuvieran un signo masculino”, explicó la funcionaria de esta cartera. Luego, agregó: “es muy común que los varones nos cuenten el sacrificio que hicieron y hacen y el dolor que les genera no estar presentes en momentos importantes de su familia y la crianza de sus hijos. No podían estar presentes porque tenían alguna responsabilidad vinculada al trabajo. Pero eso lo podían hacer porque, en general, había otras mujeres que podían sostener esas tareas del hogar. Es algo que no pasa con las mujeres que son parte de las Fuerzas. Carecen de la posibilidad de elegir poner más esfuerzo al trabajo porque en el hogar no queda nadie. Esto afecta directamente las posibilidades de acenso y carrera, y esas son formas de desigualdad de género”.

“Es un tema que debemos evaluar, analizar y generar condiciones más equitativas que permitan un verdadero desarrollo profesional de todas las personas que deseen y estén en condiciones de hacerlo”, advirtió la subsecretaria de Derechos, Bienestar y Género, que concluyó: “si tenemos un grupo de la población que, por compartir una característica como lo es en este caso la auto identificación como mujeres, quedan siempre relegadas en ese proceso de proyección y profesionalización. Entonces, algún punto del proceso no está siendo del todo transparente. Esa es una de las razones por las cuales hoy tenemos este espacio y porque pensar las cuestiones de género es un tema de importancia para los y las presentes, para la ministra, para las Fuerzas y para buena parte de quienes integran las fuerzas”.

Cutuli, por su parte, desarrolló su investigación sobre los procesos de precarización laboral y las tensiones entre el trabajo remunerado en los sectores pesquero, textil y de casas particulares. Los condicionantes de la segregación horizontal y vertical del trabajo en el sector pesquero. Finalmente, María Emilia Di Scala analizó la inserción laboral de mujeres en ámbitos masculinizados como problemática de la configuración institucionalizada de las desigualdades.

El segundo encuentro de este ciclo tendrá lugar el martes 10 de noviembre y se enfocará en el marco normativo, los derechos vulnerados y los proyectos legislativos vinculados a la problemática laboral de las mujeres. Un mes después se realizará la tercera y última jornada, en la cual se debatirá sobre las experiencias organizativas de las mujeres en el sector marítimo y los desafíos y estrategias posibles frente a las desigualdades de género en el ámbito local.