Se realizó el primer taller de discusión de indicadores de equidad de género en ciencia y tecnología

En un taller realizado en la provincia de Santa Fe, se presentaron y discutieron los primeros resultados de un proyecto llevado a cabo por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación sobre equidad de género en ciencia y tecnología en nuestro país.


Esta mañana se llevó a cabo el primer taller de discusión de resultados ¿Equidad de género en ciencia y tecnología en Argentina?, en el que se presentaron los logros alcanzados con el Proyecto SAGA (STEM and Gender Advancement), el programa de la UNESCO para la reducción de la brecha de género en los campos de la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas en el que Argentina participa como país piloto. Organizaron la actividad el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, junto al Ministerio de Ciencia y Tecnología de Santa Fe y la Universidad Nacional del Litoral (UNL).

La apertura estuvo a cargo de María Élida Pirovani, vicedecana de la Facultad de Ingeniería Química de la UNL junto a Érica Hynes, ministra de Ciencia y Tecnología de la provincia. Los resultados, por su parte, fueron presentados por María Guillermina D’Onofrio, directora nacional de Programas y Proyectos del Ministerio de Ciencia nacional y equipo.

En esta línea, se explicó que según refleja la Encuesta sobre políticas e instrumentos de Ciencia, Tecnología e Innovación en organismos de CTI y universidades realizadas durante 2017 por el Proyecto SAGA, el 45% de las instituciones que respondieron al relevamiento no incluyen la temática de género en sus planes o políticas institucionales; y que el 36% de las instituciones respondentes tienen programas o áreas que abordan la equidad de género (76% de ellas son universidades de gestión pública). Por otro lado, entre los instrumentos operativos de política vinculados a la temática, los más frecuentes son los protocolos, programas y observatorios contra la violencia de género; y las licencias parentales y mejoras del sistema de cuidado. Asimismo, otros instrumentos abordan aspectos ligados a la salud sexual y reproductiva de las mujeres; y el desarrollo de contenidos específicos para la formación.

De acuerdo a los nuevos indicadores producidos sobre equidad de género en el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología, sólo el 11% de los rectores son mujeres, el 27% son secretarias de ciencia y tecnología, y únicamente el 10,5% de las autoridades de organismos de CyT son mujeres. Asimismo, las mujeres acceden en menor medida que los varones a los rangos más altos de la carrera de investigación (11,5% vs. 17,2%) y dirigen en menor medida proyectos de I+D (investigación y desarrollo). Por último, publican menos que los varones en revistas de mayor impacto y visibilidad internacional (hay una diferencia porcentual de 7 puntos); y solicitan y reciben en promedio la mitad del financiamiento para proyectos de I+D que los varones.

Durante el encuentro se propuso una actividad participativa con el auditorio en la que se discutieron los problemas identificados para la equidad de las mujeres en la ciencia, tecnología e innovación (CTI), probables motivos y principales acciones a realizar para mitigarlos, en torno a los siguientes ejes: 1. Segregación vertical; 2. Dirección y financiamiento de proyectos de investigación y desarrollo; 3. Publicación en revistas de alto impacto y visibilidad internacional; 4. Segregación horizontal.

El Proyecto SAGA -STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática por sus siglas en inglés) and Gender Advancement- de UNESCO tiene como objetivo principal reducir la brecha de género en los campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (CTIM) de todos los países, en todos los niveles de educación e investigación; mediante la determinación, medición y evaluación de datos desagregados por género, así como también el apoyo al diseño e implementación de instrumentos de política que tengan una influencia sobre la equidad de género en CTIM. Cabe destacar que nuestro país tomó como puntapié esta iniciativa pero extendió los estudios para realizar un análisis de la situación en todas las disciplinas científicas.