Se realizó el primer campamento juvenil de vóleibol sentado

Tuvo lugar en el CeNaDe y participaron jugadores de San Juan, Chaco, Buenos Aires y Córdoba.


El Centro Nacional de Desarrollo Deportivo (CeNaDe) de Ezeiza fue sede del primer campamento juvenil de vóleibol sentado. El objetivo principal del encuentro fue darle continuidad al trabajo comenzado en 2019 y, por otro lado, capacitar y formar a los profesores que comenzaron su camino hace apenas un año. Además, hubo una serie de charlas sobre nutrición, vendajes y psicología del deporte. Las capacitaciones estuvieron a cargo de Laura Cometto, coordinadora del proyecto Paravóleibol Argentina; Ignacio Riega, entrenador de la UnTref y Elizabeth Miño, de Chaco.

“El año pasado, y gracias a la ayuda de la Secretaría de Deportes de la Nación, el paravóleibol participó por primera vez en los Juegos Nacionales Evita. No queríamos dejar pasar la posibilidad de volver a juntar a los chicos y hacer una base sólida para este año, con el objetivo de empezar el trabajo de los juveniles”, señaló Cometto. Y agregó: "Así fue que tras la realización de los Juegos, citamos a algunos chicos al campamento. También localizamos a una nena amputada que juega al vóleibol convencional en Córdoba, a quien la veníamos buscando y ahora se sumó a esta experiencia”.

De cara al futuro, Cometto indicó que “tenemos en mira los Juegos Evita que se realizarán en octubre, en los cuales esperamos que se sumen muchos equipos de todo el país. Y el año que viene se jugará el Para-Panamericano Sub 21 en Colombia, al que apuntamos como objetivo”.

Además, y en simultáneo con el campamento, se realizó la primera concentración del año de la preselección mayor en la que el director técnico Mariano Montivero citó a 14 jugadores. El paravóleibol sigue sumando nuevos y nuevas deportistas en todo el país, y brindando una variante más al horizonte de representantes del deporte adaptado en la Argentina.