Se está realizando el reabastecimiento de la base antártica Esperanza

Es la primera base de la Campaña Antártica de Verano 2019-2020 a la que arriba el rompehielos ARA “Almirante Irízar”. De la operación logística también participa el aviso ARA “Bahía Agradable”.


Antártida – Desde el domingo, el rompehielos de la Armada Argentina se encuentra realizando trabajos logísticos en la base antártica Esperanza. Las primeras maniobras consistieron en el arriado de la lancha EDPV (Embarcación de Desembarco de Personal y Vehículos) ARA “Corbeta Uruguay” y embarcaciones menores. También desembarcó el personal del grupo playa para la realización de la descarga.

El Jefe de la base, Teniente Coronel Gustavo Quiroga, fue quien dio la bienvenida al Comandante del Componente Naval del Comando Conjunto Antártico, Capitán de Navío Carlos María Allievi, así como también al personal logístico del Comando Conjunto Antártico (COCOANTAR) y a parte de la dotación anual entrante 2020.

Cabe destacar que en la Bahía Esperanza el rompehielos operó con el aviso ARA “Bahía Agradable” donde efectuaron el traspaso de carga. Los trabajos logísticos permitieron reabastecer a la base de carga general, víveres, materiales para la construcción, carga frigorizada, combustible para aeronaves (JET A-1) y vehículos (EURO DIESEL).

El proceso de descarga se desarrolló de manera interrumpida debido a vientos que superaron los 30 nudos y temperaturas que oscilaban entre los 0 y 3 °C.

La vida en la base “Esperanza”
La dotación seleccionada para vivir en esta base permanente durante un año está constituida por personal militar y su grupo familiar, personal del Servicio Meteorológico Nacional, científicos de la DNA y personal docente del Ministerio de Educación de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur. Dicho personal militar realiza tareas logísticas: apoyo a la ciencia y mantenimiento de las instalaciones. Por su lado, las mujeres desarrollan funciones como auxiliares de base dentro de la Radio LRA 36 “Arcángel San Gabriel” y en la Escuela N°38 “Ricardo Raúl Alfonsín”.

La base cuenta con una estación meteorológica, un laboratorio antártico multidisciplinario, el museo “Gustavo Adolfo Giro Tapper”, una capilla religiosa y diferentes talleres de trabajo.

Científicos a bordo
En esta primera etapa de la Campaña Antártica de Verano 2019-2020, integran también la dotación del buque, científicos italianos de la Dirección Nacional del Antártico (DNA) –dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina– que van a llevar a cabo investigaciones de sismología y personal científico del Servicio Meteorológico Nacional –dependiente del Ministerio de Defensa– que se encuentra desarrollando un proyecto que estudia las variaciones de la intensidad de campo magnético terrestre en la Antártida.

Para leer más noticias ingresá a Gaceta Marinera.