Se aprobó por unanimidad el perfil de convocatoria para financiar proyectos estratégicos orientados a promover la transición energética nacional

El Consejo Tecnológico Sectorial en Transición Energética (CTS-TE) se reunió con el propósito de validar el perfil de una convocatoria que destinará más de mil millones de pesos para potenciar las capacidades científicas, tecnológicas e industriales para promover la diversificación de la matriz energética nacional.


El encuentro, tuvo lugar el miércoles 11 de agosto de manera virtual, y fue encabezado por Diego Hurtado, secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación (SPPCTI) del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT); y coordinado por el equipo de la Dirección Nacional de Proyectos Estratégicos (DNPE) de la misma cartera, a cargo de Erica Carrizo.

La iniciativa se enmarca en la necesidad de fortalecer las capacidades científicas, tecnológicas e innovativas (CTI) para avanzar en el proceso de transición hacia una matriz energética basada en fuentes renovables y baja en emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), que demanda la actual crisis climática y los desafíos que enfrentan los países en materia de transición energética, con foco en el contexto y las particularidades nacionales.

Durante el encuentro, Hurtado resaltó la importancia del Perfil elaborado, destacando la calidad del trabajo realizado por el equipo de la DNPE, los esfuerzos de articulación interministerial y la consideración de la transición energética como asunto estratégico: “Es un tema sumamente complejo que se considera prioritario dentro de la orientación de la política nacional porque involucra la articulación con otros ministerios y áreas, el debate sobre los senderos de desarrollo posibles y el eje de la federalización como central para la definición de las distintas líneas tecnológicas estratégicas en materia de transición energética”.

Por su parte, Carrizo manifestó que “esta iniciativa se orienta a responder a los desafíos que enfrenta el país en materia energética, que no sólo deben apuntar a reducir el impacto ambiental, aumentar la participación de la industria nacional en el desarrollo tecnológico asociado al uso de nuevas fuentes de energía y la generación de divisas, sino también a mejorar las condiciones de acceso y distribución de este bien público con un sentido social. La diversificación de la matriz energética debe ser entendida como parte de una transformación y transición ambiciosa hacia otros estilos de desarrollo que no descuiden la equidad social”.

De la reunión también participaron, Isabel Mac Donald por la Fundación InnovaT; Rubén Fabrizio, por la Cámara de Industriales de Proyectos de Ingeniería de Bienes de Capital de la República Argentina (CIPIBIC); Diego Roger por la Secretaría de Energía de la Nación; Alejandro Primbas por la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación Científica, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i); Raúl Landaveri por la Fundación Bariloche; y Bárbara Brea por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

El perfil presentado por la cartera de ciencia definió la orientación de la convocatoria que se abrirá próximamente y será ejecutada a través de la Agencia I+D+i con un financiamiento asignado de más de mil millones de pesos. En este marco, se seleccionarán y financiarán proyectos que potencien las capacidades nacionales en distintas líneas de acción estratégicas con foco en las siguientes energías: termosolar, eólica, biocombustibles, litio, hidrógeno, y desarrollo de la tecnología undimotriz.

La convocatoria se orienta a integrar la agenda de la planificación y el desarrollo científico, tecnológico, industrial y territorial, para la exploración de diversas fuentes de energía ante la preocupación por reducir las emisiones GEI, responsables del cambio climático y mejorar el acceso a este bien público. A su vez, representa una oportunidad para promover una articulación intersectorial que favorezca el desarrollo de capacidades, insumos y componentes locales, mejorando la inserción nacional en las cadenas de valor globales, así como los procesos de transferencia de conocimiento de origen nacional.

Cabe destacar que la elaboración del perfil presentado ante el CTS-TE para su aprobación, es el resultado de un análisis desarrollado por el equipo de la Dirección Nacional de Proyectos Estratégicos (DNPE) perteneciente a SPPCTI del MINCyT, que incluyó un estudio exploratorio sobre la temática de la transición energética en Argentina con relación a las capacidades de investigación y desarrollo disponibles y las necesidades industriales del sector. Este trabajo se realizó en el marco de un esfuerzo conjunto, intersectorial y dinámico con la Secretaría de Energía de la Nación.