Salud y AFA emprendieron acción para la prevención de enfermedades transmitidas por mosquitos

Los árbitros de una de las semifinales de la Copa Argentina se vistieron de blanco para evitar picaduras de mosquitos, según la recomendación del Ministerio de Salud de la Nación, ya que los colores oscuros y llamativos atraen a estos insectos.


Como parte del acuerdo entre el Ministerio de Salud de la Nación y la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) destinado a la prevención de enfermedades y a la promoción de hábitos saludables, este viernes en el partido de semifinal de la Copa Argentina entre Atlético Tucumán y Rosario Central, los árbitros y los jueces de línea lucieron casacas blancas para recordar una de las formas de evitar picaduras del mosquito Aedes aegypti que puede transmitir los virus de dengue, zika y chikungunya.

La acción estuvo destinada a llamar la atención y difundir una de las recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación para evitar las mencionadas enfermedades ya que la ropa oscura y de colores llamativos atraen a los mosquitos por lo cual es preferible usar colores claros. El partido se llevó a cabo en el estadio Antonio Romero de Formosa.

Esta acción se suma a la del domingo 5 de noviembre en el que se realizó un operativo sanitario durante la previa del partido entre Boca Juniors y River Plate que contó con tres postas de vacunación; un equipo de promotores de salud que entregó preservativos y materiales informativos sobre salud sexual y prevención del dengue, zika y chikungunya. Además, la cartera sanitaria nacional dispuso consultorios móviles.

Más recomendaciones

La medida más importante de prevención es la eliminación - tanto en el interior de las casas como en sus alrededores- de los criaderos de mosquitos, es decir, de todos los recipientes que contengan agua. Estos pueden ser latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona o bidones cortados.

Aquellos recipientes que no se pueden eliminar porque están en uso como baldes y palanganas deben estar dados vuelta para que no acumulen agua. Es necesario que el agua de los bebederos se cambie con frecuencia y que los portamacetas se vacíen con frecuencia.

Otras medidas consisten en la colocación de mosquiteros en las ventanas; la aplicación de repelentes sobre la piel expuesta y sobre la ropa cada tres horas; el uso de espirales o tabletas repelentes en el hogar; el mantenimiento del jardín desmalezado; la destapación de los desagües de lluvia de los techos. También se recomienda cubrir los tanques y los recipientes que se usan para recolectar agua.

Más información en: https://www.argentina.gob.ar/salud/mosquitos/medidaspreventivas

Árbitros de blanco