Salud presentó los resultados del relevamiento de Redes Integradas de Servicios de Salud en más de 3.000 centros sanitarios de todo el país

El objetivo es fortalecer los Proyectos Jurisdiccionales de Inversión en la etapa diagnóstica, en el seguimiento y en la evaluación de su desempeño para lograr un modelo de atención integral y de calidad.


Gracias a la participación activa de los equipos sanitarios de 3.012 efectores del Primer Nivel de Atención (PNA), se realizó el relevamiento de monitoreo de Redes Integradas de Servicios de Salud (RISS), entre los meses de febrero y agosto del año pasado, con el objetivo de recabar de forma sistematizada, estandarizada y periódica la información referida a los principales procesos de red impulsados por el Programa Redes de Salud.

Allí se abordaron aspectos vinculados con la oferta de servicios, la articulación entre diferentes niveles de atención, y el abordaje de las Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT). Su primera edición se llevó a cabo entre junio de 2018 y mayo de 2019, en más de 3.000 efectores del PNA, para la elaboración de los diagnósticos y Proyectos Jurisdiccionales de Inversión.

Entre los resultados obtenidos se destaca que el 75% de los efectores a nivel nacional reporta contar con sistema formal de turnos programados, que el 71% de los establecimientos llevan adelante acciones desde una perspectiva de género y diversidad sexual, y que más del 90% de centros de salud realizan actividades de promoción y prevención de enfermedades.

“Estos resultados nos ayudarán a continuar construyendo juntos políticas sanitarias, optimizando y acercando recursos al Primer Nivel de Atención para que toda la población acceda a un sistema de salud equitativo y de calidad", sostuvo la subsecretaria de Articulación Federal, Verónica De Cristófaro.

El relevamiento cuenta con dos capítulos. El primero se refiere a la dimensión de población a cargo e incluye un análisis de las herramientas y procesos de los efectores para conocer a su población a cargo y definir así su área de responsabilidad, los instrumentos de registro clínico utilizados, la estrategia de turnos programados, y los aspectos vinculados a la accesibilidad como la inclusión de la perspectiva de género y el abordaje multicultural.

Mientras que el segundo capítulo está orientado a la continuidad en el proceso de atención y aborda los principales hallazgos respecto de la coordinación entre niveles de atención, como turnos protegidos, y proceso de referencia y contrarreferencia, la disponibilidad de prácticas descentralizadas (ecografía, electrocardiograma y análisis de laboratorio) y las acciones de promoción de la salud. Asimismo, también se plantean los principales aspectos relacionados con el abordaje integral de personas con Diabetes (DBT) e Hipertensión Arterial (HTA), agregados específicamente en el segundo relevamiento.

Integración de los sistemas y apoyo a las jurisdicciones

En el marco de la política sanitaria definida por el Ministerio de Salud de la Nación, la Subsecretaría de Articulación Federal y la Dirección Nacional de Fortalecimiento de los Sistemas Provinciales gestionan y coordinan el entramado de las acciones de los programas Proteger, Redes de Salud y Sumar a través de una visión integradora de su implementación en las jurisdicciones.

Por su parte, Redes de Salud es un programa de alcance nacional nacido en 2009 con el objetivo de consolidar la atención sanitaria a través del trabajo en red, la integración y la coordinación de los establecimientos y equipos de salud de todas las provincias argentinas. Considerando a la estrategia de Atención Primaria de la Salud como eje estructurante de la organización del sistema de salud público argentino, sus acciones se dirigen a mejorar la accesibilidad de la población más vulnerable del país a los servicios de salud y garantizar la continuidad del proceso de atención.

En consonancia con la estrategia nacional para la prevención y control de enfermedades crónicas no transmisibles que lleva adelante la Dirección Nacional de Abordaje Integral de Enfermedades No Transmisibles (DINAIENT), el programa promueve intervenciones para la prevención, promoción y atención de las enfermedades crónicas no transmisibles como diabetes, hipertensión arterial y cardiovasculares, que son la principal causa de morbimortalidad en el país y en el mundo.

En ese sentido, Carolina Casullo, titular de la DNFSP, aseveró que “dentro de los objetivos priorizamos la coordinación de acciones para garantizar los resultados sanitarios propuestos, la recomposición de los sistemas provinciales tras la pandemia y la rendición de cuentas. En esa línea, el aporte de los programas es el de incorporar estrategias, herramientas y recursos para que los equipos jurisdiccionales tomen las mejores decisiones y garanticen a la población el acceso al sistema de salud”.

La elaboración del documento estuvo a cargo del equipo técnico de planificación y monitoreo de Redes de Salud, compuesto por Mariana Rolla, Paula Piccoli, Marcela Juez, Norma Farías y Karen Roberts.

Para acceder al documento con los resultados: https://bancos.salud.gob.ar/recurso/monitoreo-de-procesos-de-redes-integradas-de-servicios-de-salud-riss