Salud participó en la Asamblea del Consejo Federal de Educación

En el encuentro se dio espacio a la difusión del trabajo articulado entre distintos ministerios y provincias para afrontar la problemática del sobrepeso y la obesidad infantil y adolescente en el país.


El secretario de Gobierno de Salud, Adolfo Rubinstein, y la directora nacional de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades Crónicas no Transmisibles, Verónica Schoj, participaron en el Consejo Federal de Educación para presentar el trabajo interministerial que se está llevando a cabo con el fin de promover la alimentación saludable en la infancia y la actividad física.

“Hoy el sobrepeso y obesidad infantil es un problema de la pobreza y no de la abundancia y tiene que ver con la mala calidad nutricional”, aseguró Rubinstein durante la asamblea presidida por el ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, Alejandro Finocchiaro.

Por esa razón, el secretario de Gobierno de Salud expresó que “el trabajo que hagamos junto con Educación en las escuelas en cuanto a la promoción de los hábitos saludables y la transformación de los entornos escolares, hoy obesogénicos, en saludables es un gran desafío para toda la comunidad educativa y para los que estamos trabajando en salud, desarrollo social y en educación”.

Además, Rubinstein indicó que la frecuencia de sobrepeso y obesidad infantil en los dos quintiles inferiores de la población a nivel socioeconómico y educativo cuadruplica la frecuencia de bajo peso y baja talla.

Ante esta situación, los ministerios de Educación, Salud y Desarrollo Social y de Producción están trabajando desde el año pasado en un plan nacional de prevención del sobrepeso y la obesidad infantil y adolescente que pueda articularse con las iniciativas que están llevando las provincias en el mismo sentido.

El plan cuenta con cuatro componentes principales que son: fortalecer la educación alimentaria nutricional y la actividad física; sensibilizar e informar a la comunidad sobre la problemática del sobrepeso y la obesidad a través campañas de comunicación y eventos de participación social para instalar el tema en la agenda pública; mejorar la calidad nutricional de las políticas alimentarias y fomentar sistemas alimentarios sostenibles y, finalmente, la regular y promover entornos saludables.

“Lamentablemente, Argentina lidera en obesidad en Las Américas y tiene la segunda tasa más alta en sobrepeso en la región. Todos los indicadores de sobrepeso y obesidad empeoraron, por eso tenemos la urgencia avanzar con políticas efectivas”, advirtió Schoj. La funcionaria destacó que si bien hay muchas iniciativas a nivel provincial, es necesario articularlas y estandarizarlas en materia de contenidos y recomendaciones ya que al momento los “resultados no están logrando el objetivo porque la malnutrición y la obesidad siguen creciendo”.

Durante la exposición también se hizo mención a la Guía de Entornos Escolares Saludables, presentada hace unas semanas, que son recomendaciones basadas en evidencias científicas que constituyen estándares para orientar el proceso de sanción de leyes e implementación de programas destinados a transformar entornos escolares obesogénicos en saludables.