Rumbo al Continente Blanco

En el marco de la Campaña Antártica 2018/2019, se encuentran en pleno desarrollo el relevo y reabastecimiento de bases permanentes y transitorias. A pocos días de haber empezado el nuevo año, un grupo de oficiales y suboficiales del Ejército y de la Fuerza Aérea, junto a científicos argentinos, partieron rumbo al Continente Blanco.


El contingente voló desde la base aérea de El Palomar, provincia de Buenos Aires, hacia Río Gallegos, lugar de tránsito para cruzar a la Base Marambio y llegar al ansiado destino: la Base Antártica Esperanza. Una vez allí, se hace el relevo de los integrantes de la dotación.

Muchos de ellos permanecen en la Antártida junto a sus familias, compartiendo una experiencia que requiere de gran templanza y en la que es fundamental el trabajo en equipo.

Hércules preparados para el despegue

En esta oportunidad, se desempeñará como jefe de la Base Esperanza el teniente coronel Gustavo Ernesto Quiroga, quien cumplirá funciones en ese continente por tercera vez.

Además de su quehacer como militar, tendrá un rol público en el Registro Civil de las Personas (Delegación del Registro Civil de la Provincia de Tierra del Fuego) y la responsabilidad de recibir a turistas de distintas nacionalidades.

Atañe, asimismo, al jefe de la Base supervisar la educación primaria y secundaria de la Escuela Provincial N° 38 “Dr. Raúl Alfonsín” y el funcionamiento de la plataforma digital del SEADEA (Sistema de Educación a Distancia del Ejército Argentino).

También se realizan patrullas de reconocimiento en los refugios Cristo Redentor, Independencia y Güemes.

Otra acción de suma importancia es el ejercicio combinado “Paracach”, que se desarrolla junto al Ejército de Chile y tiene por finalidad homologar técnicas de rescate.

Por su parte, LRA 36 “Arcángel San Gabriel” - Radio Nacional continuará transmitiendo desde Base Esperanza.

En cuanto a la actividad científica, es de señalar que, dentro del Plan Anual Antártico 2018/2019 –que abarca el período comprendido entre el 1 de noviembre de 2018 y el 31 de octubre de 2019–, el Ejército brindará apoyo logístico a las tareas que se lleven a cabo en el laboratorio y, en particular, a todo el personal participante de la Dirección Nacional del Antártico y de las agencias extranjeras.

[

Más sobre la Campaña Antártica 2019

Además del rompehielos ARA “Almirante Irízar”, que zarpó en el mes de diciembre desde el Puerto de Buenos Aires, y en virtud de lo planificado por el COCOANTAR (Comando Conjunto Antártico) en 2018, está previsto que participen del despliegue naval los avisos ARA “Bahía Agradable” y ARA “Islas Malvinas”, que complementan las cargas de combustible y víveres, y el traslado de pasajeros hacia las bases antárticas.

El Comando Conjunto Antártico planifica, ejecuta y conduce las actividades antárticas en el marco específico, conjunto y, eventualmente, combinado (con participación de Fuerzas Armadas de otros países), y asesora a las máximas autoridades de las Fuerzas Armadas.

El país con más bases de investigación científica en la región

El Instituto Antártico Argentino, dependiente de la Dirección Nacional del Antártico, es el establecimiento que nuclea a los científicos que trabajan en la región antártica.

Hoy, nuestro país posee seis bases permanentes en el sector: Orcadas, San Martín, Esperanza, Marambio, Belgrano II y Carlini, y siete bases temporarias.

El Ejército, junto a las otras Fuerzas Armadas, contribuye con la actividad científica mediante operaciones logísticas que tienen como principio rector brindar apoyo al Programa Antártico Argentino, confeccionado por la Dirección Nacional del Antártico.

En tal sentido, destina recursos humanos altamente adiestrados y proporciona medios especializados para mantener y sostener en forma directa las bases Esperanza, San Martín, Belgrano 2 y Carlini y, en forma general, el resto de las bases antárticas.

Algunas de las actividades que se ejecutan son reconocimientos y exploración del terreno y de la geografía; construcción de refugios, y estudios de topografía, meteorología y mareografía, entre otras.

Presencia permanente

La misión del Ejército en la Antártida sintetiza el accionar institucional en toda su dimensión, ya que resume su condición de instrumento de la política exterior; el aporte al desarrollo de la ciencia y la tecnología, y fundamentalmente el rol de custodia permanente de la soberanía nacional.