Rugby: El seleccionado femenino se entrena en Montevideo

Las dirigidas por Tomás Bongiorno disputarán el torneo Valentín Martínez, el sábado 28 y domingo 29 de noviembre, en el Carrasco Polo Club. Argentina compartirá zona con Colombia, Perú y Costa Rica.


El seleccionado femenino de rugby vuelve a la acción tras un 2020 con poca actividad debido a la pandemia. Por esta razón, se encuentra concentrado en Montevideo donde disputará la 26° edición del torneo Valentín Martínez, organizado por Sudamérica Rugby, el próximo 28 y 29 de noviembre.

“La noticia se recibió con una alegría enorme. Estábamos esperando el momento y sinceramente cuando nos dijeron que se iba a hacer esta competencia, fue todo felicidad”, describió el head coach Tomás Bongiorno.

En la sede del Carrasco Polo Club se darán cita los seleccionados de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Perú, Chile, Paraguay y Uruguay. El entrenador argentino citó a jugadoras de Buenos Aires, Catamarca, Córdoba, Misiones, Neuquén, Santa Fe y Tucumán. “La selección del equipo no fue fácil, hemos armado un plantel competitivo, con chicas que se han mostrado ininterrumpidamente desde que comenzó el tema de la pandemia, comprometidas, con evoluciones físicas y mucho interés por participar en esta competencia”, describió.

Ahora, la meta es “volver a disfrutar de estar en una cancha” y “ver a las jugadoras en acción”. El cuerpo técnico de la albiceleste pretende aprovechar al máximo esta oportunidad, por eso realizarán una preparación de 25 días en Montevideo. “Vamos a trabajar cuestiones de contacto y de manejo. También en lo grupal, en fortalecer el equipo. En la cuestión de los resultados, creemos que puede ser una consecuencia del trabajo que hemos hecho en estos casi nueve meses de inactividad”, señaló.

Luego de realizar el correspondiente aislamiento, el plantel permanece concentrado en el Hotel Ibis Styles, que sólo abandona para realizar sus entrenamientos en el Carrasco Polo Club. Las chicas viven cada entrenamiento con mucha ansiedad y con gran entusiasmo: está todo listo para que la ovalada vuelva a brillar bajo el sol de tierras charrúas.