Rossi destacó que “el rol pospandemia que tendrá LADE será fundamental y estratégico”, al celebrar su 80° Aniversario

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, el jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, brigadier Xavier Julián Isaac y el Jefe del Estado Mayor Conjunto, general Juan Martín Paleo celebraron hoy el 80° Aniversario de Líneas Aérea del Estado (LADE), el único organismo estatal de transporte aéreo de fomento, que brinda traslado de pasajeros, carga y correo con el objetivo de motorizar el desarrollo económico y social del país.


“Desde siempre siento un profundo reconocimiento al personal militar y civil que trabaja en LADE. Sin el esfuerzo de ellos, el derrotero de LADE hubiese sido mucho más complicado. Cuando se tiene la posibilidad de hacer un vuelo se ve el nivel de compromiso y pertenencia que tienen sus trabajadores con la empresa”, afirmó Rossi desde la sede central de LADE, en la ciudad de Buenos Aires, donde lamentó que por las restricciones de la pandemia no se haya podido viajar a la sede de Comodoro Rivadavia, pero a través de una videoconferencia hizo llegar su saludo a todo el personal. “Mi obligación como ministro es que sus sueños no se frustren, celebro junto a ustedes estos 80 años de LADE!”, dijo.

En esa línea, el titular de Defensa recordó que “se sintió muy mal” al enterarse de la decisión del cierre de LADE. “Tenían toda la planificación hecha para que LADE dejara de operar en la Argentina. La desinversión apuntaba hacia eso. Cuando a una línea de fomento se la ve como gasto se pierde el objetivo que tiene una línea de fomento; y el impacto que eso significa para la Patagonia, especialmente”, sostuvo, y fundamentó la valoración de este servicio al mencionar que en esa oportunidad “doce senadores sostuvieron que LADE siguiera volando y prestando su servicio en la Patagonia”.

“El plan presentado tiene todo el apoyo del Ministerio de Defensa porque el rol que va a tener LADE pospandemia va a ser fundamental y estratégico. El sistema aerocomercial en el mundo está muy complicado y en ese escenario LADE va a tener un espacio para desarrollarse”, explicó el ministro, que desde el principio de la designación del brigadier Issac el objetivo fijado por el Presidente era lograr que “vuelva a volar y surcar los cielos de nuestro país”.

“Comenzaremos fortaleciendo su rol en la Patagonia -apuntó Rossi- y una vez que tengamos estabilizado ese régimen vamos a poder desarrollarnos e imaginarnos en otras regiones de la Argentina”.

“Esa angustia que rondaba por el posible cierre de LADE ya no está”, aseveró el ministro y aclaró que a medida de que termine la pandemia LADE comenzará a volar. “La decisión política del Ministerio de Defensa, de la Fuerza Aérea y del Estado Mayor Conjunto de las FFAA, está en esa dirección”.

Por su parte, el director General de LADE, comodoro mayor Fabián Vidal Arbeletche, brindó un pormenorizado informe de los medios aéreos y de los planes a mediano y largo plazo, y subrayó la importancia de LADE que en estos 80 años “lleva uniendo argentinos, especialmente, aquellos que viven en Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa. Cruz y Tierra del Fuego”.

El director de LADE aseguró que con la próxima incorporación de una aeronave Boeing 737 se tendrá “la posibilidad de aumentar de manera radical la capacidad de traslado de pasajeros y carga de LADE perdida, desde que fueron desactivados los Boeing 707”.

“La misión de LADE está siendo cumplida”, dijo con satisfacción el funcionario, al destacar que se trata del “primero y único servicio de transporte aéreo de fomento al servicio de la comunidad”.

LADE es el único organismo estatal de transporte aéreo de fomento, dependiente de la Fuerza Aérea Argentina y del Ministerio de Defensa de la Nación. Se gestó en la necesidad comunitaria de unir los centros de mayor densidad poblacional con los alejados pueblos de nuestro territorio, carentes de medios rápidos y regulares de comunicación creando nuevas rutas que luego serían explotadas por empresas privadas.

Antecedentes

El 4 de septiembre 1940 se crea, inicialmente, Líneas Aéreas del Sudoeste (LASO), posteriormente se suma la creación Líneas Aéreas del Noreste (LANE), como consecuencia de su unificación surge Líneas Aéreas del Estado (LADE), cuya finalidad era ofrecer comunicaciones regulares con las localidades más alejadas del país, prestando servicios de transporte de carga, pasajeros y correo.

Durante muchos años, LADE llegó a operar hasta en 35 destinos del centro y sur de nuestro país. Por falta de una inversión prolongada en el tiempo y de una visión integradora, la actividad de LADE durante los años 2017 y 18, se vio reducida a dos vuelos, uno semanal y otro quincenal, a dos escalas solamente.

Mediante una nueva planificación, recuperación y puesta en servicio de aeronaves esta situación se está revirtiendo paulatinamente, permitiendo volver a colocar a LADE en el sitial que nunca debió haber perdido. Marca Registrada de la Fuerza Aérea, como línea de Fomento por excelencia del país.

Esto es posible porque a la fecha se ha recuperado la segunda aeronave SAAB 340, disponiendo de una tercera para principios de 2021, con esto se lograría la disponibilidad del 75 % de la flota de estos aviones, columna vertebral para las operaciones de LADE en el Sur.

Por otra parte, con la puesta en servicio del tercer avión Twin Otter, prevista para fin de septiembre, LADE tendrá la herramienta que le permitirá mantener vuelos regulares en forma permanente entre Río Gallegos y la Isla Tierra del Fuego, tan necesario para la integración territorial de la República.

Todo esto permitirá que LADE pueda incrementar su operación en más de 10 destinos.
Con la recuperación próximamente de un segundo F-28 y un tercero para mediados del próximo año, sumado a la adquisición del BOEING B 737, LADE no solo verá incrementado la cantidad de nuevas escalas y destinos, alcanzando los históricos, sino que, además, le permitirá recuperar la conexión desde el centro del país, Terminal Buenas Aires, con las cabeceras patagónicas, capacidad que se había perdido hace muchos años.

La expansión y proyección de las actividades de LADE no se limitan a la zona sur de nuestro país, por el contrario, se proyecta al litoral y a cualquier otras zonas que demanden la presencia de nuestra Línea Aérea de Fomento, con el objetivo de motorizar el desarrollo económico y social de las mismas.