Revalorización de bosques de algarrobo en el Bolsón de Fiambalá

En el marco del Proyecto MST NOA Cuyo, se realizó un encuentro de capacitación en Tatón, Catamarca para difundir en la población locar el uso y comercializacion de la harina de algarroba.


El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable organizó las jornadas de “Formación en la elaboración, agregado de valor y comercialización de harina de algarroba”, en la localidad catamarqueña de Tatón, durante los días 22 y 23 de marzo. En el encuentro participaron habitantes de las comunidades del Bolsón de Fiambalá.

Con la actividad se buscó capacitar a los pobladores en el uso, elaboración y comercialización de harina de algarroba y productos alimenticios derivados. Asimismo, se procuró generar conciencia sobre la importancia de proteger las especies nativas y los bosques para evitar la degradación de la tierra y lograr una producción sostenible en los diferentes sistemas productivos.

En el Bolsón de Fiambalá son muy característicos los parches de bosques degradados de algarrobo, que se extienden de manera discontinua a lo largo del río Abaucán y abarcan una superficie de 12.680 hectáreas. Forman parte del patrimonio natural y cultural de la región, con una importancia significativa en la dinámica hídrica del río, la biodiversidad y la protección del suelo. Además, este árbol aporta beneficios como la cobertura del suelo, la incorporación de nitrógeno del aire y la producción de materia orgánica. También es la principal fuente de madera en la región, en tanto que sus frutos pueden aprovecharse para la elaboración de productos alimenticios y forraje destinado a los animales.

Cabe recordar que en la zona mencionada se encuentra uno de los tres sitios específicos de intervención del Proyecto MST NOA Cuyo, iniciativa que cuenta con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), implementada por Ambiente de Nación y financiada por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM, GEF su sigla en inglés). El Proyecto —que incluye las provincias de Catamarca, Tucumán, La Rioja, Jujuy, Salta, Mendoza, San Juan y San Luis— busca mantener y mejorar los servicios de los ecosistemas para sostener la forma de vida de las comunidades rurales y reducir la presión sobre los recursos naturales por los usos de la tierra.

La actividad fue coorganizada por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Catamarca.