Restricciones especiales para hacer fogatas en los Parques Nacionales

Salvo en los espacios destinados a fogones de los campings organizados que son administrados por prestadores habilitados, se prohíbe a partir de hoy hacer fuego en las áreas protegidas nacionales.


En un contexto de ascenso sostenido de la temperatura en la mayoría del territorio nacional, la Administración de Parques Nacionales (APN) resolvió que sólo se puede hacer fuego en los campings habilitados, los que cuentan con sistemas de alerta y prevención adecuados; y únicamente luego de consultar expresamente las condiciones de peligrosidad de incendios para cada jornada en particular.

Los ambientes naturales poseen imponentes paisajes para contemplar, descansar y disfrutar, con diferentes actividades que permiten estar en contacto con la naturaleza. Los campings y áreas de uso diurno están insertos y expuestos a los procesos naturales propios de esos entornos silvestres, y por ello es importante prevenir e informarse diariamente sobre qué actividades se pueden realizar y sus requisitos particulares.

El pronóstico elaborado por el Servicio Meteorológico Nacional proyecta para esta semana temperaturas superiores a 35 °C en gran parte del país y pocas lluvias, lo que intensificará las condiciones de sequía ya existentes y el consiguiente riesgo de incendios en el ámbito rural. Los valores de temperatura desde el norte de Patagonia hasta el norte argentino se mantendrán entre los 35 y 40 °C, pero es posible que se superen los 40 °C en diversas zonas.

El último reporte mensual de alerta temprana elaborado por el Servicio Nacional de manejo del Fuego (SNMF) del Ministerio de Ambiente nacional informa que la región patagónica se encuentra atravesando la temporada estival con temperaturas mayores al promedio y precipitaciones deficitarias. En el caso del Noreste patagónico, Sudoeste de Buenos Aires y Sur de La Pampa, las precipitaciones registradas podrían dar lugar a mayor carga de combustible vegetal para los próximos meses.

Finalmente, el SNMF agrega que la zona del Delta, el sudeste de Buenos Aires y extremo noreste del país deberán mantenerse vigilados debido a que los indicadores se mantendrían elevados, asociado a la falta precipitaciones y a que los escenarios previstos son similares a los esperados para el centro y norte patagónico.