Reservistas navales se capacitaron a bordo del rompehielos Almirante Irízar


Un grupo de 35 integrantes de la Reserva Naval Fuera de Servicio se capacitó a bordo del rompehielos Almirante Irízar sobre diversas temáticas relacionadas a las actividades de la Armada Argentina, dependiente del Ministerio de Defensa.

Los oficiales, suboficiales y aspirantes de la Reserva Naval recorrieron las diferentes cubiertas del buque polar y asistieron a una charla a cargo del comandante del rompehielos, capitán de fragata Maximiliano Mangiaterra, quien abordó como eje principal la importancia de las operaciones de Argentina en la Antártida, la misión de la Armada en el continente blanco y las operaciones del buque durante la última Campaña Antártica de Verano.

Luego, se realizó una reseña sobre la historia de la Aviación Naval, la distribución de los medios aeronavales a lo largo del país y las operaciones que lleva a cabo ese componente naval y, finalmente, se dictaron conocimientos básicos de instrucción marinera.

El jefe de la División Reserva Naval, Luis Alberto Díaz, explicó que la actividad se enmarca en el cumplimiento del plan de adiestramiento previsto para los integrantes de la Reserva Naval Fuera de Servicio, actualmente conformada por 200 oficiales y 150 suboficiales de la sociedad civil identificados con los valores de la institución y que ven en su pertenencia a la reserva un modo de colaborar con la Nación desde su aporte profesional cuando se lo requiera.

El Centro de Reservistas de la Armada fue creado el 13 de mayo de 1945 y su fin es completar, cuando así se disponga, a los efectivos del cuadro permanente de la fuerza.

Además, su conformación y consolidación es un modo de tender puentes entre la institución y la sociedad civil, creando conciencia de la importancia y necesidad de las Fuerzas Armadas para la Defensa Nacional.