Recursos para la construcción de viviendas


El Gobierno Nacional busca impulsar en el Congreso la aprobación de un proyecto de Ley que tiene como objetivo la derogación de la libre disponibilidad del dinero obtenido por las provincias mediante el Fondo Nacional de la Vivienda (FONAVI), que representa un tercio del presupuesto referido a construcción y mejoramientos de viviendas. La finalidad principal de la nueva Ley es disponer la intangibilidad, y con ello la protección de los recursos.

En este marco, el subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación Ivan Kerr, participó de una reunión en la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados de la Nación, en donde se discutieron y analizaron los diferentes puntos del proyecto. El encuentro fue dirigido por el presidente de la Comisión Luciano Laspina, y contó con la participación de la Diputada Nacional Soledad Carrizo, principal promotora de esta iniciativa.

Durante la jornada, Kerr explicó que “lo que buscamos es disponer la intangibilidad de los recursos del Fonavi para que deban ser usados exclusivamente para lo que fueron concebidos, es decir vivienda”. Además, destacó que la aprobación de esta nueva legislación “busca promover una distribución menos discrecional del gasto entre las provincias, una mejor cobertura del déficit habitacional por provincia y una mayor transparencia en la información referida al cumplimiento de dicha normativa”.

La creación del Fondo Nacional de la Vivienda se dispuso mediante Ley en noviembre de 1972, con el propósito de generar recursos destinados a financiar la problemática habitacional del sector de menores ingresos del país. Desde su inicio hasta la actualidad, la ley ha sufrido numerosas transformaciones que han ido variando su régimen de aplicación, los órganos encargados de su ejecución y su objetivo fundacional.

En el año 2002, mediante el "Acuerdo Nación-Provincias sobre Relación Financiera y Bases de un Régimen de Coparticipación Federal de Impuestos", se dispuso la libre disponibilidad de los recursos de este fondo, debido a la grave situación económica que atravesaban las provincias; punto que hoy se busca revertir a través de este nuevo proyecto de Ley.

Los objetivos del proyecto de derogación de la libre disponibilidad de los fondos FONAVI contemplan también una mayor transparencia en la información referida al cumplimiento de esta ley a través de un régimen de información y rendición de cuentas, y facilitar la transferencia automática estableciendo una cuenta especial cuya titularidad sea de cada organismo provincial.

Por su parte, Carrizo subrayó que “desde el año 2014, de 7000 millones recaudados por el FONAVI mas de 500 millones fueron desviados al pago de gastos corrientes en las provincias y esto es lo que queremos corregir”. “Lo que pretendemos con esta iniciativa es que los fondos recaudados para viviendas sean exclusivamente para eso y que sean utilizados en aquellos sectores que más lo necesitan, de esta manera no solo vamos a cubrir el déficit habitacional sino que además vamos a generar trabajo, empleo y movilizar la rueda productiva de nuestro país” agregó.

Por último, Kerr recalcó que si los recursos FONAVI hubieran sido aplicados a los fines previstos, entre los años 2012 y 2015, se podrían haber construido a nivel país 9036 viviendas por cada uno de esos 4 años. “Estas cifras muestran con elocuencia los inconvenientes de mantener hoy vigente la libre disponibilidad de los recursos del FONAVI, que fue establecida en el año 2002 en un contexto de país bien diferente del actual, por la gravedad de una crisis financiera particular de ese momento.”, finalizó.