Recomendaciones para el cuidado de adultos mayores en instituciones ante casos de COVID-19

Es fundamental que el personal cuente con equipo de protección y que los residentes usen tapabocas y mantengan la distancia física. Las actividades recreativas y terapéuticas deben mantenerse, al igual que la comunicación con familiares.


En su participación en el reporte diario sobre el nuevo coronavirus del Ministerio de Salud de la Nación, la secretaria general de Derechos Humanos, Gerontología Comunitaria, Género y Políticas de Cuidado del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI), Mónica Roqué, indicó que la utilización de barbijo quirúrgico, camisolín y guantes de látex en el personal que cuida a los adultos mayores “es lo fundamental porque el contacto que se genera entre un cuidador o una cuidadora, enfermero o cualquier profesional que trabaja en una residencia, es estrecho”.

Otra de las recomendaciones de la funcionaria de PAMI fue mantener la distancia física, por ejemplo, en los comedores, a través de la organización de turnos de distintos horarios. Para Roqué, también es necesario continuar con las actividades recreativas y terapéuticas a pesar de la pandemia, siempre y cuando se cumplan con las medidas de seguridad con el uso de tapabocas para los adultos mayores y de barbijos quirúrgicos para el personal que trabaja.

Como desde la primera semana de marzo las personas mayores que viven en residencias tienen suspendidas las visitas y las salidas aconsejó “mantener la comunicación con sus seres queridos a través de videollamadas y reuniones virtuales”.

19-06-20 invitada pami