Programa de inspecciones a establecimientos elaboradores de alimentos

Empezó a regir este año y está basado en el Sistema de Análisis de Peligro y Puntos Críticos de Control.


El Instituto Nacional de Alimentos (INAL) se encuentra implementando el Programa de inspecciones a establecimientos elaboradores de alimentos basadas en el Sistema de Análisis de Peligro y Puntos Críticos de Control (HACCP, por su nombre en inglés).

El sistema de HACCP, de fundamentos científicos y carácter sistemático, tiene como objetivo identificar peligros específicos y medidas para su control con el fin de garantizar la inocuidad de los alimentos, y así, la salud de la población.

Este sistema puede aplicarse a lo largo de toda la cadena alimentaria, desde la producción primaria hasta las y los consumidores finales.

Para su implementación, las Buenas Prácticas de Manufactura constituyen prerrequisitos indispensables.

El Programa de inspecciones consta de tres etapas:

  • Actividades de pre-inspección: programación, planificación, organización y análisis previo del plan HACCP;

  • Ejecución: recorrida, evaluación del Sistema HACCP y evaluación documental;

  • Cierre y acta de inspección. Certificación.

Sobre la legislación

En el año 2008, el Código Alimentario Argentino incorporó como artículo 18 bis, las directrices para la aplicación del Sistema de Análisis de Peligro y Puntos Críticos de Control.

En la actualidad, los establecimientos alcanzados por esta legislación son los que elaboren, industrialicen y/o fraccionen:

Para solicitar más información, se encuentra disponible el correo dfyc.inal@anmat.gob.ar.