Programa de Formación de Derechos Humanos para Parques Nacionales

Se aspira a consolidar una base de conocimientos, valores y actitudes reflexivas respecto a la vigencia y evolución de la política de Derechos Humanos en los organismos oficiales.


El presidente de la Administración de Parques Nacionales (APN), Lautaro Erratchú; el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, y la vicepresidenta de la APN, Natalia Jauri, encabezaron ayer de manera virtual de la presentación institucional del Programa de Formación de Derechos Humanos para los agentes de la APN y concretaron la firma del correspondiente convenio de cooperación mutua y trabajo entre los organismos.

También estuvieron presentes por la Secretaría de Derechos Humanos la directora nacional de Formación, Gabriela Alegre, y la coordinadora del área de Formación y CampusDH, Ignacia Yañéz; en tanto que por la APN participaron el director de Capacitación y Desarrollo de Carrera, Julián Cañás, y el coordinador de Capacitación, Luciano Planté.

Lanzado conjuntamente por ambas instituciones, el taller invita a los y las agentes de Parques Nacionales a formarse en derechos humanos a través del campus virtual de capacitación, con el fin de consolidar una base de conocimientos, valores y actitudes reflexivas respecto a la vigencia y evolución de la política de Derechos Humanos en los organismos oficiales.

Durante el encuentro, Erratchú expresó que su orgullo por llevar a cabo dicha capacitación planteada para el personal de la APN. En ese contexto, recordó su primera experiencia en la Administración Pública en los años 90: "Una época dura no sólo para el país, sino también para el personal de la APN en particular. Fue allí donde las compañeras y los compañeros me eligieron como secretario general de una de las organizaciones sociales. Fueron años de muchos conflictos y trabajos ya que las políticas que se llevaban a cabo a nivel nacional también se querían implementar en la institución”, sostuvo.

Y agregó: “En esa época algunos planteaban un modelo de Parques Nacionales cerrado, en el que la conservación no interactuaba con los actores del territorio. Nosotros queríamos que los guardaparques no fueran vistos como fuerzas de seguridad sino como agentes vinculados a tareas de control y vigilancia pero también a trabajos de conservación, atención a visitantes, colaboración con pobladores, educación ambiental, combate de incendios y apoyo a la investigación”.

“Hoy que me toca presidir el organismo tengo la misma visión y para esto la formación de trabajadores debe estar orientada a la defensa, el respeto y la promoción de los derechos humanos. En ese sentido, a través del trabajo que se realiza desde el área de Recursos Humanos, estamos planteando una modificación a la currícula de formación de guardaparques nacionales, pensando en que la capacitación esté atravesada por tres cuestiones: perspectiva de género, nociones de interculturalidad y formación en Derechos Humanos”, concluyó.

Por su parte, el secretario de Derechos Humanos de la Nación expresó que es de suma importancia llevar a cabo capacitaciones y cursos para los trabajadores: “Entendemos que en el proyecto político que inició en 2003 con Néstor Kirchner los derechos humanos son la columna vertebral de la administración pública”.

“Parques Nacionales tiene un interés especial porque se ha puesto a la APN, con ciertos conflictos que hubo con pueblos originarios, en un lugar de estigmatización y generalización; y entendemos que hay muchos trabajadores que tienen una sensibilidad con la vida. Por eso formar en materia de derechos humanos a los agentes que ingresan, pero también a los que ya son parte de Parques Nacionales, es de destacar”, sostuvo. Y agregó: “Fortalecer la política de d erechos humanos es defender nuestro proyecto político, refiriéndome con esto a la emancipación de la igualdad social, distribución de la riqueza y a tener una sociedad más humana”.

A su turno, Jauri expresó: “Tenemos muchas poblaciones viviendo en los Parques y en zonas aledañas con los que convivimos y nosotros somos la primera ventanilla del Estado, el primer contacto de esas personas que están alejadas. Por eso, formarnos en cuestiones de género y de interculturalidad es indispensable”.

“Hoy incorporamos en el paradigma de derechos humanos al derecho ambiental, que antes era algo innecesario. Y cuando pienso en el derecho ambiental, creo que nuestro desafío es garantizarlo por fuera de las áreas protegidas. Pensar en derechos ambientales es pensar en nuestra dignidad y en la de las generaciones futuras”, finalizó.

El curso está dirigido a agentes de la Administración Pública Nacional, Provincial y/o Municipal; estudiantes, docentes y equipos educativos de todos los niveles y modalidades; efectores de instituciones de salud, trabajadores sociales, acompañantes terapéuticos e integrantes de ONG y organizaciones sociales y público en general.

Al finalizar el curso cada participante obtendrá un conjunto de conocimientos sobre los conceptos básicos vinculados a la protección y promoción de los derechos humanos, la importancia del desarrollo normativo y de políticas públicas orientadas a promover el respeto y la vigencia de los mismos; reflexiones sobre las representaciones usuales respecto de los estereotipos étnicos, etarios y de género, entre otros, y los roles que se les asigna en nuestra sociedad, así como un análisis sobre la construcción de subjetividades vinculadas con el pasado reciente desde la perspectiva de los derechos humanos.