Pilar Geijo: "Volver a la pileta del CeNARD fue emocionante"

La pentacampeona de aguas abiertas y su entusiasmo por volver a la pileta tras cinco meses de inactividad, algo inédito en su larga trayectoria.


Pilar Geijo está entre las mejores nadadoras de la historia argentina. En 2019 volvió a ganar por quinta vez el circuito mundial de aguas abiertas, que ya había logrado en 2010, 2011, 2014 y 2015. Y en su última carrera, el 8 de marzo en Paraná, se quedó con la medalla dorada. Por eso se entiende su felicidad tras cinco meses de inactividad cuando regresa la pileta del CENARD.

“Es increíble la sensación de felicidad y emoción que sentí al tirarme otra vez a la pileta. Para nosotros volver a la actividad no es igual que para los que regresan a las oficinas o estudios contables, nuestro estado físico nos genera incertidumbre y uno no sabe en qué condiciones se va a encontrar, ni siquiera es comparable con otros deportes; porque no hay bicicleta, ni pelotas, ni alcanza ir a correr, no hay nada que te acerque a la sensación de la pileta. Por eso creo que los nadadores fuimos los que más sufrimos en esta cuarentena. Regresar al CENARD fue emocionante”, describió Pilar Geijo para la web de la Secretaría de Deportes.

“El día que volví será inolvidable para mí. Hasta cómico, diría. Estaba desacostumbrada a preparar mis cosas y no encontraba la malla ni las ojotas. El camino desde la puerta del CENARD al natatorio lo hice con muchos nervios y ansiedad. Y acostumbrada a nadar 8.000 metros por sesión de entrenamiento disfruté de nadar 2.000, sabiendo que la vuelta será progresiva y muy cuidada. No hay calendario de competencia por delante, esto es día a día. A veces sigue ganando la incertidumbre, pero hay que estar fuerte. Sé que soy una afortunada por poder regresar a la actividad que amo y mi deseo de volver a mi mejor nivel está intacto”, prosiguió Geijo, quien además es analista contable, profesora de natación y periodista.

Dejó una reflexión más allá del deporte: “Es un momento triste del mundo, a partir de ahora hay un camino nuevo por recorrer, a muchos nos va a pasar que sentimos que volvemos a un punto de inicio en muchas cosas. Mi deseo de corazón es que lo hagamos con responsabilidad y sin bajar los brazos; porque estoy segura que esto ya va a pasar y ojalá nos encuentre mejor que antes para vivir nuestro día a día”.

Y volvió a proyectar con optimismo: “Este deporte no me condiciona por la edad, al contrario; sé que puedo ir por más a partir de la madurez. La experiencia en esto es fundamental. Sé que la vuelta es de otra manera, pero no pierdo la ilusión, la experiencia ya me demostró que si estoy bien preparada ... ¿por qué no voy a poder a ganar el campeonato mundial otra vez?”.