Nuevos suboficiales del Ejército Argentino

En la Escuela de Suboficiales del Ejército "Sargento Cabral", se realizó la ceremonia de egreso de cabos y cabos artículo 11 de las armas, especialidades y servicios, presidida por el jefe del Ejército, teniente general Claudio Pasqualini.


Procedentes de todo el país, familiares y amigos acompañaron a los egresados en este día tan trascendente de su vida profesional.

Para dar inicio a la ceremonia, ingresaron las dos grandes columnas de cabos próximos a egresar, que se ubicaron al pie del mástil, donde flameaba majestuosa nuestra Bandera celeste y blanca.

Participaron del acto 629 flamantes suboficiales del Ejército Argentino, así como también 10 suboficiales de la Gendarmería Nacional Argentina que se formaron en nuestro Instituto y 4 suboficiales de la República de Panamá, que se perfeccionaron como mecánicos de Aviación.

Luego del Himno Nacional y de la invocación religiosa, habló el jefe del Ejército, quien felicitó a los cabos por haber alcanzado la meta de ser suboficiales, y los incentivó a que sean ejemplo de sus camaradas y de las futuras generaciones, desde la acción y desde la continua capacitación y perfeccionamiento:

“El egreso de una nueva promoción de la Escuela de Suboficiales del Ejército "Sargento Cabral" es un especial motivo de alegría y felicidad. El Ejército Argentino se renueva con la energía de nuestros jóvenes: los flamantes cabos de las armas, especialidades y servicios. Al recibir en sus manos el tan ansiado despacho de suboficial, asumen el compromiso de dedicar sus vidas a garantizar la defensa de la Patria, de sus instituciones y de sus ciudadanos (…)

“En este camino el buen rumbo está siempre señalado por la práctica de las virtudes aprendidas en el instituto; para todos ustedes el paradigma de su conducta futura lo tienen aquí mismo, en este instituto, matriz de hombres y mujeres cabales que lleva el glorioso nombre del sargento Juan Bautista Cabral. Este heroico soldado sintetizó en su inmortal gesto los valores más excelsos del suboficial argentino: el patriotismo, la vocación de servicio, la lealtad y la disciplina”.

El teniente general Claudio Pasqualini también expresó:

“Actúen con prudencia, una virtud muchas veces atenuada por la impulsividad de la juventud, sean conscientes de ello, el mejor antídoto es la consulta frecuente y sin timidez, en todas las unidades tendrán como referente al encargado de unidad, suboficial antiguo que se destaca entre sus pares, no duden en pedir su consejo (…) Tengan presente que la transición de aspirante a suboficial no interrumpe la capacitación que a lo largo de toda su carrera los acompañará en forma permanente. El militar debe seguir un camino de superación constante, esfuércense por adquirir conocimientos sin dejar de lado su esencia de soldados”.

Por último destacó:

“Nobles cabos de nuestro Ejército, rodeados de las personas que los han alentado en toda esta etapa que finaliza y que sin dudas están muy orgullosos de ustedes, les expreso mis más sentidas felicitaciones (…) El Ejército los espera, comienzan un desafío apasionante”.

Finalizado su discurso, el general Pasqualini tomó el juramento de fidelidad y respeto a la Constitución Nacional a los 629 nuevos suboficiales.

Los nuevos suboficiales pertenecen a las siguientes armas, especialidades y servicios: 74 de infantería, 54 de caballería, 38 de artillería, 34 de ingenieros, 38 de comunicaciones, 189 de arsenales, 50 de intendencia, 22 oficinistas, 50 conductores motoristas y operadores de máquinas viales, 53 enfermeros y 27 músicos. Junto con ellos, egresaron 10 suboficiales de la Gendarmería Nacional Argentina y 4 suboficiales de la República de Panamá.

Luego de la toma del juramento, se otorgaron premios y reconocimientos a los suboficiales egresados con los más altos promedios generales. Posteriormente, se entregaron los certificados de finalización de curso a los 4 suboficiales del Ejército de Panamá que cursaron la especialidad de mecánicos de aviación y a los 10 cabos de Gendarmería.

A continuación se procedió a la entrega de despachos a los cabos recientemente egresados.

También se entregó la recompensa al mérito “confraternidad militar” a un suboficial del Ejército del Brasil que se desempeñó como instructor invitado, dentro del programa de intercambio profesional y al personal de suboficiales de la República de Panamá.

El cabo Gabriel Alejandro Martínez, luego de la ceremonia, nos contó: “Soy de Monte Caseros, Corrientes, mi hermano es militar, es oficial de arsenales, y con lo que me contaba me incitaba a seguir la carrera. En 2016, ingresé como soldado voluntario en el Regimiento de Infantería Mecanizado 4, luego de dos años rendí el ingreso a la Escuela de Suboficiales del Ejército "Sargento Cabral", con muchas expectativas. Estoy orgulloso de pertenecer al Ejército”.

Su mamá, María, manifestó con emoción “Siento mucha felicidad, tuvimos un año hermoso, él fue el abanderado de la escuela, eso fue espectacular. Estoy muy contenta de que haya llegado a su meta. Ahora empieza a transitar este camino que eligió, y que le gusta desde siempre”.

La Escuela de Suboficiales del Ejército "Sargento Cabral" es el único instituto de formación de suboficiales de la Fuerza y recibe a cientos de ciudadanos de ambos sexos provenientes de las distintas provincias de nuestro territorio nacional. Muchos de ellos descubrieron su vocación siendo soldados voluntarios; otros sintieron el llamado de esa vocación y se incorporaron como aspirantes.