Migraciones inspeccionó a los extranjeros provenientes de Mendoza en el ómnibus que interceptó la Policía de la Ciudad

  


La Dirección Nacional de Migraciones (DNM), dependiente del Ministerio del Interior, fue convocada hoy por la Secretaría de Justicia y Seguridad del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, luego de que agentes de la Policía Metropolitana interceptaron el paso de un ómnibus en el que se desplazaban 44 extranjeros, el cual circulaba con un permiso extendido por el gobierno de la provincia de Mendoza.

El ómnibus, perteneciente a la empresa Grupo Sur, fue detenido por la policía de la Ciudad en el peaje de Parque Avellaneda cuando se dirigía al Hotel Sheraton del barrio de Retiro. En su interior viajaban 18 argentinos, 7 italianos, 5 holandeses, 8 alemanes, 2 canadienses y un inglés, un español, un portugués y un esloveno.

Al arribar al lugar, el personal de la DNM constató que todos los pasajeros extranjeros habían ingresado al país por pasos habilitados, por lo que algunos fueron llevados a sus alojamientos declarados en la Ciudad y el resto trasladado al hotel Sheraton, a la espera del regreso a sus países de origen.

A la vez, la Comisión Nacional Reguladora de Transporte (CNRT) constató que el ómnibus no tenía permiso para circular, por lo tanto el vehículo fue escoltado por la Policía de la Ciudad hasta Retiro para dejar a los pasajeros en el lugar y luego al Autódromo de la Ciudad de Buenos Aires adonde deberá permanecer.