Presidencia de la Nación

Mariza deslumbró en el cierre del Festival de Fado en el Centro Cultural Kirchner

Con tres conciertos memorables, se realizó una nueva edición del Festival de Fado de Buenos Aires. Del jueves al sábado, hubo diversas actividades para celebrar a este género que, al igual que el tango, es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. El cierre estuvo a cargo de la icónica cantante portuguesa Mariza.


La cantante portuguesa Mariza coronó con una presentación notable el Festival de Fado 2022 que se pasó un año más por el Centro Cultural Kirchner presentando a las voces más destacadas de este género musical, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad declarado por la UNESCO.

“Buenas noches Buenos Aires, es un honor tener la oportunidad de contar una vez más para ustedes, espero que pasen una noche agradable”, expresó Mariza para dar inicio a un concierto intimista, pese a un Auditorio Nacional repleto. La cantante, considerada una de las más grandes voces del género, contó al público: “He nacido en una pequeña colonia portuguesa, Mozambique, por lo tanto África ha estado siempre muy presente”.

Más tarde contó acerca de su último disco, que es un homenaje a la fadista más importante de todos los tiempos, Amália Rodríguez, y presentó Beijo: “Mi último disco es un tributo a la mejor cantante de fado desde siempre, fue grabado en Brasil, con una orquesta brasileña y un productor brasileño”.

Después siguió Lágrima, canción preferida de Mariza que invitó a vivir el momento más intimista de la noche “donde voy a hablar un poco más sobre mí, sobre mi vida”, dijo.

Mariza, habló, cantó y conquistó al público argentino una vez más. Compartió su emoción por estar nuevamente en Buenos Aires, contó los pormenores de su vida durante la pandemia: “Nos quedamos sin poder hacer conciertos, me vi acorralada, y fue ahí donde me puse a pensar qué tipo de concierto quería escuchar; empecé a hacer una búsqueda personal, qué quiero para mi vida, y llegué a la conclusión de que lo que busco para mi vida es el sentimiento más impresionante de todo que es el amor”. Luego vino Há palavras que nos beijam y el comienzo del final donde la portuguesa confesó que “probablemente este haya sido el concierto más cariñoso de esta gira, muchas gracias por el cariño”.

Barco negro, de Amália Rodrigues, marcó el final de una noche en la que el fado se sintió tan local como el tango.

Mariza: “El fado representa el alma del pueblo”

Antes de su presentación en el Festival de Fado de Buenos Aires, Mariza habló sobre el fado, el público y la actualidad del género musical:

¿Qué significa como fadista salir a cantar esta música tradicional de Portugal fuera de su país?

Es siempre un honor poder llevar este género musical patrimonio de la humanidad por todo el mundo y contribuir así para su divulgación.

¿Cómo lo recibe el público? ¿Ha crecido el interés por el género en los últimos años?

Afortunadamente el público me recibe siempre muy bien, soy una artista muy querida, hace veinte tres años que tengo la oportunidad de cantar esta música representativa de un país y de un pueblo. Siempre ha sido maravilloso, es genial poder cantar para otras culturas y saber que la música tiene el don de hacer que personas, que no hablan la misma lengua, se sientan conectadas.

¿Cuál es la situación actual del fado? ¿En qué momento se volvió un género tan popular?

El fado es un género que cada vez despierta más interés por sus características únicas y por representar el alma del pueblo.

Un poco de historia

El fado es la música portuguesa más representativa de su país. Nació en los barrios humildes de Lisboa, fue marginal y, por ende, un arte poco valorado. Se percibe como una mezcla de melancolía, nostalgia y pena, habitualmente es cantado por un solista acompañado por una guitarra portuguesa y una guitarra acústica. En 2011, la UNESCO lo declaró Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Amália Rodrigues (1922–1999) es la fadista portuguesa más admirada y respetada. Modernizó las letras sin abandonar sus raíces y las llevó a todos los rincones de la ciudad de Lisboa haciendo universal este arte.

El Centro Cultural Kirchner, presentó desde el jueves 24 hasta este sábado 26, el Festival de Fado 2022 con la presencia de los mejores exponentes del género.

La primera jornada fue inaugurada por el cantante Camané junto al pianista Mário Laguinha, quienes recorrieron algunas de las composiciones del disco que grabaron juntos Aqui está-se sosse.

Camané: "El fado es vida"

Carlos Manuel Moutinho Paiva dos Santos Duarte, conocido artísticamente como Camané, es la voz masculina de fado más importantes, nació en Oeiras, Lisboa, Portugal, el 20 de diciembre de 1966, y ganó reconocimiento por sus discos Uma Noite de Fados, Esta Coisa da Alma, Como sempre... Como dantes, The art of Camané - The prince of Fado, Sempre de Mim y Do Amor e dos Dias, entre otros.

Antes de su presentación en el Festival de Fado 2022, charló sobre la actualidad de este género, su crecimiento, el público, entre otras cosas:

¿Qué significa como fadista salir a cantar esta música tradicional de Portugal fuera de su país?

Para un cantante de fado, o para mí, salir de Portugal y cantar por todo el mundo es un honor y un placer.

¿Cómo lo recibe el público? ¿Ha crecido el interés por el género en los últimos años?

Mi experiencia como artista que viaja y canta por todo el mundo ha sido siempre muy positiva, todo el público me ha recibido muy bien independientemente de que entienda o no la poesía que canto.

¿Cuál es la situación actual del fado? ¿En qué momento se volvió un género tan popular?

Creo que el fado ha despertado un interés creciente en todo el mundo, el fado se ha descubierto en todas partes y allí donde va se queda. El fado ha ido creciendo en Portugal y en todo el mundo. Cada vez hay más jóvenes interesados en cantar y tocar este género musical, creo que goza de buena salud.

¿Si pudiese definir qué es el fado en pocas palabras, cómo lo definiría?

El fado es la vida. Cuando el fado se convirtió en Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, dio un gran salto cuantitativo debido a la importancia de esta distinción. El mundo entero quería saber qué era esta música y por eso es cada vez más buscada.

¿Qué le gustaría que suceda con el fado a nivel global?

Me gustaría que siguiera creciendo, como lo viene haciendo, y que cada vez aparezcan más intérpretes y músicos que valoren esta noble forma de arte.

“El tango y el fado están hermanados”

Frederico Carmo, productor del Festival de Fado, contó cómo se eligió a Buenos Aires como nueva sede del evento que se realiza en 16 ciudades y 12 países: “El Festival de Fado se realiza desde 2014 en Buenos Aires, nos dimos cuenta que sería importante que el género fado esté presente en un país y en una ciudad con una tradición musical tan importante y con una música hermanada como es el tango. Justamente los dos son Patrimonio Cultural de la Humanidad. Eso nos hizo creer que tenía mucho sentido hacer un festival de fado en esta ciudad”.

Respecto a esta edición, señaló: **“Tenemos una expectativa muy grande porque tendremos tres grandes conciertos, con Camané y Laginha, que son dos monstruos. Camané es la voz masculina más importante del fado y Mario Laginha es uno de los pianistas más importantes de Portugal y por eso el primer concierto será sin dudas una gran ocasión cultural. Después traemos a un joven artista, Buba Espinho, el festival siempre tiene el propósito de llevar nuevos artistas y, por último, presentamos a la más importante fadista y artista portuguesa, Mariza, que seguramente hará un concierto inolvidable”.

Buba Espinho: “El fado está en un camino ascendente”

El portugues, nacido en Beja, cerró la segunda jornada del Festival de Fado de Buenos Aires que finalizó este sábado con la presentación de Mariza.

Es la nueva generación del fado, Buba Espinho encarna la relación entre dos patrimonios culturales inmateriales de la humanidad: el fado y el cante alentejano, género donde se pone en foco la voz sin utilizar instrumentos musicales. Formó parte del Festival de Fado de Buenos Aires, que se realiza en el Centro Cultural Kirchner, y este viernes brindó u show en la Sala Argentina acompañado por Luis Guerreiro en guitarra portuguesa y Adriano Alves en bajo acústico.

Acerca de Buba Espinho

Es una de las más esperadas promesas de la nueva generación del fado, encarna la relación entre dos patrimonios culturales inmateriales de la humanidad: el cante alentejano y el fado. Este cantante empezó participando en grupos tradicionales, pasó por las más icónicas casas de fado de Lisboa y proyecta una carrera internacional.

Sobre lo que significa el fado, salir de su tierra a cantarlo, conquistar otros públicos, Espinho habló en esta nota:

¿Qué significa como fadista salir a cantar esta música tradicional de Portugal fuera de su país?

Es un gran honor poder salir de Portugal y representar a la música y al pueblo portugueses.

¿Cómo lo recibe el público? ¿Ha crecido el interés por el género en los últimos años?

Afortunadamente, el público ha tenido una excelente acogida de mi música. Siempre trato de crear una conexión muy fuerte con el público.

¿Cuál es la situación actual del fado? ¿En qué momento se volvió un género tan popular?

Actualmente, el fado es uno de los géneros que más viaja por el mundo. ¡Hay muchos cantantes y guitarristas de fado en la nueva generación y estoy seguro de que el camino del fado siempre será ascendente!

Si pudiese definir qué es el fado en pocas palabras, ¿cómo lo definiría?

Una forma de sentir y vivir la vida.

¿Qué le gustaría que suceda con el fado a nivel global?

Que siga siendo reconocido y admirado por tantas personas como sea posible. Pero siempre dependerá de los cantantes y músicos de fado, y de la forma en que los tratemos.

Créditos Mariza: Gentileza Centro Cultural Kirchner/ Foto: Manuel Pose Varela.
Créditos Buba Espinho: Gentileza Centro Cultural Kirchner // Foto: Fede Kaplun.
Créditos Camané-Laginha: Gentileza Centro Cultural Kirchner // Foto: Manuel Pose Varela.

Scroll hacia arriba