Los/as científicos/as del Programa RAICES se suman a la construcción del “Plan Nacional Ciencia, Tecnología e Innovación 2030”

Los ejes principales del “Plan Nacional Ciencia, Tecnología e Innovación 2030” suponen un nuevo enfoque que apunta a diagnosticar los principales problemas que puede resolver la ciencia y la tecnología.


Con el objetivo de fomentar la participación de los y las integrantes de todas las Redes de científicos/as argentinos/as en el exterior en la elaboración del Plan Nacional CTI 2030, se realizó el jueves 25 de febrero una presentación virtual a cargo del Secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación, Diego Hurtado, de la que también participaron Subsecretaria de Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación, Cecilia Sleiman, y Jefa de Gabinete de Secretaría de Planeamiento y Políticas en CTI, y Coordinadora del Programa RAICES, Diana Español.

La presentación del contenido del “Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030 - Documento preliminar” marca los lineamientos iniciales para comenzar el trabajo colectivo y concertado de elaboración del Plan, dijo Hurtado, y agregó que “la vigencia del Plan Argentina Innovadora 2020 no llegó a su final, fue abandonado inconcluso en el periodo 2016-2019 y este documento es el primer paso hacia la elaboración de un nuevo Plan que se basa en un diagnóstico del desempeño del plan anterior, de sus fortalezas y debilidades hasta finales de 2015”.

Los ejes principales del “Plan Nacional Ciencia, Tecnología e Innovación 2030” suponen un nuevo enfoque que apunta a diagnosticar los principales problemas que puede resolver la ciencia y la tecnología. “Pensamos en problemas actuales, como la reactivación económica, y en problemas estructurales, como la sostenibilidad socioambiental que se complementa con una política de transición energética; cuando hablamos de problemas de corto y mediano plazo estamos pensando en 2023 y cuando hablamos de problemas estructurales en 2030”, expresó Hurtado.

A su vez aseguró que un plan de ciencia y tecnología “no puede dejar de partir de las condiciones de contorno que implican un contexto del capitalismo que atraviesa una triple crisis financiera, climática y sanitaria”. En este sentido, el Plan 2030 define, ordena y comunica el conjunto de políticas, estrategias e instrumentos de CTI a todos los actores; se inscribe en el sendero de desarrollo nacional; y se basa en un proceso consultivo, de concertación y planificación participativa. En este último punto, “las Redes del Programa RAICES juegan un rol fundamental, al ser un actor que estamos incluyendo de modo novedoso puesto que pasan a ser actores relevantes en este proceso de elaboración concertada del Plan”, manifestó Hurtado.

También sostuvo que “necesitamos un Estado empresario que logre aportar una cultura empresarial que incorpore hábitos de inversión en I + D”. Con la aprobación en el Senado de la Ley de financiamiento del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, sostuvo, “hoy tenemos garantizado por ley el incremento gradual en I+D que alcanzará el 1% al año 2032; una meta realista supone que si podemos traccionar las inversiones privadas en I + D, el 1% se transforma en más del 2%”, explicó.

El documento define los “cuatro ejes sustantivos o núcleos conceptuales” que se proponen como la columna vertebral del Plan. “Partimos del rol protagónico de un Estado protector y emprendedor, garante, promotor y regulador de la innovación productiva con inclusión; concebimos un desarrollo sostenible que supone un compromiso con el bienestar de las generaciones futuras; promovemos un cambio estructural que implica la transformación de la matriz productiva; y, por último, incorporamos la variable de territorialidad que supone el fortalecimiento de las economías regionales”.

Respecto a estos núcleos conceptuales del Plan, Hurtado detalló que “nos basamos en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas que Argentina adopta pero de acuerdo con nuestros objetivos soberanos como país. En tanto, el cambio estructural es entendido como proceso de transformación progresiva de la matriz productiva. Y la territorialidad supone generar agendas de promoción y desarrollo que respondan a las economías regionales pensadas desde su dimensión provincial”.

Además, para Hurtado las políticas se intentan construir desde un enfoque sinérgico de ventajas competitivas y comparativas que aporten valor agregado a través de la ciencia y la tecnología; “estas políticas son dependientes de un contexto y deben articularse políticas horizontales -que implican mejoras en los recursos humanos y las capacidades- con políticas verticales que requieren mayor coordinación interministerial e interinstitucional más la coordinación público – privada”.

El gran desafío del “Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030” es dar respuesta a los grandes problemas del país tales como el cambio climático, la salud pública, la transición energética, el crecimiento y desarrollo sustentable e inclusivo desde una visión guiada por esfuerzos convergentes para el logro de objetivos comunes a escala nacional.

Hacia el final de su presentación, Hurtado resaltó principios transversales del documento tales como “la igualdad de género como variable fundamental que atraviesa todo el Plan; la comunicación pública de la ciencia y la tecnología como instrumento tanto de políticas como vía para llevar a la ciencia y la tecnología al plano de la cultura y la formación de vocaciones; y el fortalecimiento de la federalización, de las capacidades provinciales y regionales”.

Luego Sleiman presentó los aspectos metodológicos del documento preliminar; y destacó que el Plan implica un gran esfuerzo de coordinación entre el Estado, las provincias e involucra la generación de acuerdos regionales. Estos tres actores no incluyen solo al gobierno y sector público, sino a “todas las fuerzas vivas de la sociedad; empresas, emprendedores, organizaciones de la sociedad civil y agrupaciones”.

Por ello, “si queremos que la ciencia, la tecnología y la innovación sean un eje central del desarrollo de la Argentina tenemos que llegar con un Plan que convoque a todos los sectores para que se vean comprometidos y apuesten al desarrollo científico tecnológico”, expresó Sleiman y agregó que por ello el Ministerio cuenta con el aporte que los/as integrantes de las redes de científicos en el exterior puedan hacer para ir “trabajando y construyendo esta visión de Plan”.

Por último, Español agradeció la presencia de los/as integrantes y Coordinadores/as científicos/as de las redes en el exterior de Chile, Australia, Suecia, Alemania, EE.UU., entre otros, y aprovechó para agradecer puntualmente a Brasil que se encuentra en el proceso de creación de su red. Al tiempo que los invitó a continuar participando en la elaboración del “Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030” en la siguiente etapa consignada en la apertura de Mesas de trabajo.

El video del evento está disponible aquí