Latinoamérica perfila un horizonte común en ciencia, tecnología e innovación

La Argentina participó en foro regional donde se debatieron estrategias de cooperación para construir ciudades sostenibles y aprovechar de forma más eficiente los recursos.


El secretario de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, y el director nacional de Cooperación e Integración Institucional, Mariano Jordán, participaron en el Foro Abierto de Ciencias de América Latina y el Caribe (CILAC), que se realizó en la ciudad de Panamá entre el 22 y 24 de octubre.

El encuentro, auspiciado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), propone un espacio regional de debate e intercambio para definir posiciones comunes en torno a una agenda científica, tecnológica y de innovación para el desarrollo sostenible.

El objetivo del CILAC es la construcción de consensos en materia de política pública a través del diálogo entre los sectores público, empresarial, académico y civil. Este año, se hizo énfasis en los desafíos que implican el manejo de los territorios, la expansión urbana, y el fomento de modelos económicos que incorporen criterios sociales y medioambientales.

Por su parte, el secretario Barañao disertó en las sesiones "Diplomacia científica en las Américas", "Datos abiertos de investigación: políticas y acciones", "Mujeres científicas y la agenda 2030", y "Cooperación regional en Ciencia, Tecnología e Innovación, y desarrollo sustentable".

En estos espacios se abordaron: el potencial de la ciencia para contribuir a la paz en América Latina y el Caribe, y el aporte científico para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible; la relación entre el acceso a la información, el crecimiento económico y la democracia; las problemáticas asociadas con la discriminación de género y cómo alcanzar la igualdad de oportunidades entre mujeres y varones; y el impacto del cambio climático en los países y en la calidad de vida de las personas; respectivamente.

Entre los especialistas con los que Barañao tuvo oportunidad de exponer, se encontraron: la subdirectora general de Ciencias Naturales de la UNESCO, Flavia Schlegel; la presidente de la American Association for the Advancement of Science (AAAS), Margaret Hamburg; la ministra de Ciencias, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba, Elba Rosa Pérez Montoya; el director ejecutivo de la Asociación Columbus, Daniel Samoilovich; la vicepresidente de Comunicación de Políticas de Innovación, Salud Global y Ciencia para Johnson & Johnson, Seema Kumar.

"Hay que destacar el papel que tiene UNESCO en promover estos diálogos, que son tan necesarios, sobre todo a nivel regional. No hay muchas instancias en las que podamos discutir las particularidades del desarrollo científico-tecnológico en Latinoamérica", expresó Barañao durante el cierre de la primera jornada del Foro. Y agregó: "Tenemos el desafío de convertir a la ciencia y la tecnología en un motor del desarrollo económico y social".

En tanto, el director Jordán participó en la sesión "Iniciativas en bioeconomía de América Latina y el Caribe", donde se trataron las nuevas reglas y formas globales de producción y comercio, división internacional del trabajo, cambios demográficos y reordenamientos territoriales, nuevos modos de participación ciudadana, y las renovadas presiones sobre el uso de los recursos naturales.

"Argentina impulsa lo que hoy llamamos bioeconomía desde hace décadas. Actualmente, los planes oficiales buscan que dicha actividad, además de ser eficiente y sostenible, genere empleos de calidad y recursos", puntualizó Jordán.

Taller sobre Género

En el marco del Foro Abierto de Ciencias de América Latina y el Caribe (CILAC), Barañao asistió al taller "Incluyendo la dimensión de género en la financiación de la ciencia en América Latina", coordinado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

La reunión convocó a representantes de las agencias públicas de ciencia, tecnología e innovación de la región, junto con expertos en la temática, para promover y compartir experiencias en torno a la inclusión de la dimensión de género en la financiación de la ciencia y la investigación. A su vez, se identificaron buenas prácticas en el área y se abogó por iniciativas multilaterales.