Lange y Carranza encabezaron la delegación en la ceremonia inaugural de Tokio 2020

Los deportistas argentinos, que tuvieron a los campeones olímpicos en Rio 2016 como abanderados, participaron del comienzo oficial de los Juegos en el Estadio Olímpico de Tokio.


A las 20.43 de Tokio (8.43 de nuestro país), los abanderados Santiago Lange y Cecilia Carranza, ganadores de la medalla dorada en Río de Janeiro 2016 en la clase Nacra 17, flamearon la bandera argentina e ingresaron al Estadio Nacional en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos 2020.

Allí, en medio del desfile, Lange no pudo ocultar su emoción: "Es una sensación increíble. Este es un momento para disfrutar a fondo. Soy un agradecido a la vida". Carranza, con lágrimas en los ojos, recordó a Braian Toledo, el atleta olímpico que se preparaba para esta cita pero murió en un accidente en febrero del año pasado.

Durante la ceremonia inaugural, se hizo un repaso por las costumbres japonesas, se recordó la edición de Tokio 1964 - se mostraron anillos olímpicos hechos con madera de árboles plantados por deportistas de esos Juegos Olímpicos-, y se destacó el esfuerzo de las y los atletas y de todo el mundo durante el contexto de la pandemia.

El primer país que desfiló de las 204 delegaciones fue Grecia, símbolo y cuna del olimpismo, seguido por el Equipo de Refugiados. Argentina, noveno en ingresar, no contó con todos sus representantes por las restricciones sanitarias por el coronavirus.