La selección femenina de beach volley se pone a punto en Mar del Plata

Ana Gallay y Fernanda Pereyra ajustan cada detalle apuntándole a Tokio 2020 y a la vuelta de las competencias.


La arena del Balneario San Sebastián, en Mar del Plata, es testigo del sacrificio, la pasión y las ganas con las que el equipo femenino de beach volley argentino que integran Ana Gallay y Fernanda Pereyra, se pone a punto cinco veces a la semana con la gran meta de Tokio 2020.

“Practicamos todos los días, menos los miércoles y los domingos. Trabajamos dos veces físico en arena que está muy bueno, otra dos gimnasio indoor que lo hace cada una en su casa y todos los días hacemos también entrenamiento con pelota”, detalló Gallay.

Las dos veces olímpica en Londres 2012 y Río 2016 se refirió a cómo las encontró el retorno al trabajo: “Lo estamos llevando muy bien, hicimos un buen arranque más allá de que no sea el escenario ideal, pensamos que íbamos a sufrir más la inactividad, pero no fue tan así. Lógico, ahora esperando con muchas ganas que aparezca la posibilidad de tener competencia”.

Gallay y Pereyra están bajo la supervisión del entrenador Pablo Del Coto y del PF Juan Baldino. Además, cuentan con el apoyo del psicólogo deportivo Julián Balmaceda. “Estamos con un buen equipo, entrenando mucho. Fue acertado que los Juegos Olímpicos se hayan postergado, aunque aguardamos con ansias por los calendarios y las competencias, que en Europa ya las están teniendo. Es importante entrenar a conciencia y cuidarse, esperando que pronto podamos hacer todos y cada uno en su rubro, una vida lo más normal posible”, reflexionó.