“La posición de los profesionales y la salud mental”

En el Hospital Nacional en Red “Lic. Laura Bonaparte”, el jueves 14 de octubre se desarrolló un nuevo encuentro del Ciclo de Salud Mental y Educación titulado “La posición de los profesionales y la salud mental”, a cargo de la psicoanalista y doctora en psicología Hebe Tizio.


En el Hospital Nacional en Red “Lic. Laura Bonaparte”, el jueves 14 de octubre se desarrolló un nuevo encuentro del Ciclo de Salud Mental y Educación titulado “La posición de los profesionales y la salud mental”, a cargo de la psicoanalista y doctora en psicología Hebe Tizio.

“Hoy me referiré a la posición de los profesionales y la relación que la misma guarda con la salud mental. Tomaré “salud mental” como un término general, no como indicador de enfermedad sino como indicador de un malestar producto de la posición del profesional”, destacó la expositora.

Bajo estas concepciones, Tizio aludió al lugar profesional en el acto, dado que su participación determina cuestiones y particularidades, como también indicaciones que pueden servir a la hora de tratar el malestar que se produce.

“Entonces hablaré de la posición del agente, es decir, de cómo se ubica en el ejercicio de su función teniendo en cuenta que según cómo lo haga esto puede tener un alto costo personal especialmente en su salud mental”.

Tizio reparó que si esto sucede, entonces se desestabiliza el motor del acto educativo o sanitario dado que “la función del profesional es probar el interés del sujeto generando su consentimiento al acto que se realiza. Si falla este punto, falla la función y no se sostiene la transferencia del sujeto en cuestión”.

En este sentido, la exposición giró en torno a la posición del agente como pieza fundamental y sensible del proceso, “de la cual hay que cuidar de forma particular. Siempre nos centramos en los sujetos, en los niños, pero no vemos que la pieza fundamental es el profesional y lo más interesante es que él mismo no se da cuenta”.

En este marco, destacó la relevancia de la toma de conciencia de su lugar por parte del profesional; además de que pueda leer los “síntomas” como señales de alarma que indican ciertas dificultades en su posición.

“El ejercicio de la función profesional se hace con preparación previa, pero también con los síntomas de las personas. Síntomas no como un indicador de patología, sino indicador de la forma que cada uno encontró para sostenerse en el mundo. Sin dudas puede venir patológico” expresó la psicoanalista. En este punto, “el buen trabajo es aquel que el sujeto mantiene con una posición que le da satisfacción”.

El Ciclo de Salud Mental y Educación forma parte de la agenda de actividades de formación que lleva adelante el Hospital Nacional en Red “Lic. Laura Bonaparte”, como línea estratégica para la reflexión y actualización de las prácticas clínicas.